Noticias locales

José Carlos, testigo del tiroteo en la pizzería de Madrid: "Escuché dos petardazos, un fogonazo y vi a dos personas corriendo"

«Estaba abriendo la puerta del portal con la llave cuando de golpe escuché dos petardazos muy fuertes y vi un fogonazo», explica a 20minutos José Carlos, un vecino del Paseo Delicias 65 de Madrid, el portal que se encuentra contiguo a la pizzería en la que este martes se produjo un tiroteo, que ha dejado a un joven de 21 años herido de bala.

Faltaban diez minutos para las once de la noche y quedaban pocos clientes en el local cuando un joven irrumpió armado en la pizzería Domino’s y disparó dos veces contra un grupo de tres jóvenes que estaban sentados en una mesa. Uno de ellos resultó herido de bala y fue trasladado al hospital 12 de Octubre, donde se recupera de la herida, mientras que el agresor salió corriendo del local, como así lo grabaron las cámaras de seguridad.

Solo un cristal separa la pizzería del portal de José Carlos, que vio a través de esa cristalera toda la secuencia, muy rápida, pues transcurrió en pocos segundos: «Vi a un chaval que estaba tumbado en el suelo, pero que se movía. Al mismo tiempo vi a dos personas corriendo y a la gente escondiéndose».

También asegura que el autor de los disparos «salió corriendo escopeteado hacia la calle Cáceres», es decir, por el Paseo Delicias en dirección a Legazpi. A pesar del peligroso e inesperado espectáculo que se encontró al llegar a casa, José Carlos dice que mantuvo la calma: «Fue tan rápido que ni siquiera me puse nervioso, acabé de abrir la puerta y entré al portal, pero fue muy peligroso porque una bala perdida podía haber roto el cristal en cualquier momento».

José Carlos fue un testigo privilegiado de lo ocurrido porque la mayoría de los vecinos aseguran que no vieron «nada» ni tampoco escucharon el ruido de los disparos. «Yo me he enterado esta mañana y se lo he dicho al portero, que tampoco se había enterado», afirma Toñi. «A mí me pareció escuchar un ruido muy fuerte y salí al balcón a ver qué había pasado. Rápidamente empezaron a llegar coches de Policía y ambulancias», recuerda Francisca, vecina del quinto. «Es un susto que ocurra algo así, pero no tenemos miedo porque esto no es nada habitual y puede pasar en cualquier sitio», añade Toñi.

«Toda la gente se metió corriendo en mi tienda»

Desde la otra acera también presenciaron el tiroteo. Así lo explica un ciudadano chino que regenta el bazar situado justo enfrente de la pizzería: «Escuché el ruido de los disparos y cuando iba a salir a la calle a ver qué pasaba, toda la gente que estaba sentada en la terraza del bar de al lado se metió corriendo en la tienda».

En el interior de la pizzería apenas quedaban este miércoles pruebas de que anoche se hubiera producido un tiroteo y el establecimiento estaba abierto con normalidad. De hecho, dos clientes compartían tranquilamente una pizza en la misma mesa en la que se encontraban las víctimas de los disparos. «No lo sabíamos, no teníamos ni idea. Nos hemos sentado aquí porque siempre nos sentamos en la misma mesa», cuentan, antes de que un empleado nos invite amablemente a abandonar del local.

«No, no tenemos nada que decir. Anoche vino la Policía, estuvo recogiendo pruebas y se llevó la grabación de las cámaras de seguridad, pero no tenemos nada más que decir», nos comenta el trabajador.

Mostrar más
Botón volver arriba