Viajes

Una ciudad de Vietnam cobrará a los turistas por visitar su centro histórico

La ciudad vietnamita de Hội An, declarada Patrimonio de la Humanidad, empezará a cobrar a partir del 15 de mayo una entrada de 120.000 dong (alrededor de 4,6 euros) a los turistas extranjeros que visiten su centro histórico, Por su parte, los turistas vietnamitas deberán pagar 80.000 dong (unos 3,11 euros), según el medio Tuoi Tre. El objetivo es ayudar a preservar la valiosa localidad.

Una medida controvertida

Hoi An, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1999, es conocida por sus calles pintorescas, templos, arquitectura tradicional vietnamita y los paseos en barco. Tal y como detallan desde UNESCO, «constituye un ejemplo excepcional de lo que fue una ciudad portuaria mercantil del Asia Sudoriental entre los siglos XV y XIX».

Las autoridades de la ciudad, situada en la región central del país, indicaron que los fondos se usarán para mejorar las infraestructuras, restaurar los monumentos históricos y organizar eventos en esta localidad. Actualmente, algunos monumentos y lugares históricos de la ciudad, en la provincia de Quang Nam, ya cobran entrada a los turistas.

La medida, adoptada en plena recuperación del turismo tras la pandemia de la covid-19, ha provocado reacciones en contra y a favor entre vietnamitas y extranjeros. «Puedo entender que se recaude una tasa, pero ¿por qué la diferencia entre locales y turistas (extranjeros)?», escribió Christopher Law al comentar la noticia en VN Express.

Un residente de la ciudad vecina de Da Nang dijo al Tuoi Tre que «no tiene sentido» que alguien vaya a Hoi An a tomarse un café o una botella de agua y tenga que pagar una entrada que «vale tres o cuatro veces más (que el café o la botella de agua)».

El director del Centro de Cultura, Deporte y Televisión de Hoi An, Truong Thi Ngoc Cam, dijo por su parte que los residentes de la ciudad no quieren que sea un destino «de bajo coste» y alegó que la presión por la protección medioambiental y la administración es «enorme» en comparación con los ingresos por el turismo.

Otros casos similares

Aumentar los precios y pasar del turismo de masas a otro basado en visitantes de mayor poder adquisitivo es una ambición en muchos países del Sudeste Asiático. El pasado febrero, el Gobierno de Tailandia anunció que empezará a cobrar a partir de junio una tasa de 300 baht (unos 8,24 euros) a los turistas y viajeros extranjeros que lleguen en avión al país, mientras que los que lleguen por tierra o mar pagarán 150 baht (unos 4,12 euros).

En Indonesia, las autoridades anunciaron el pasado agosto una subida de la entrada a la isla de Komodo desde 150.000 rupias indonesias (unos 9,17 euros) a 3,75 millones de rupias (229 euros), pero dieron marcha atrás tras un aluvión de críticas.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba