Viajes

Todo lo que necesitas saber para viajar a Japón

Japón es uno de los países más impresionantes del planeta. Un destino marcado por tradiciones milenarias, geishas, ceremonias tradicionales, pero también ciudades vanguardistas y paisajes impactantes. De norte a sur te encontrarás con imágenes sorprendentes.

Requisitos de entrada al país

Para viajar no necesitarás visado, pero sí el pasaporte en vigor (con una validez mínima de 6 meses desde tu fecha prevista de salida del país) y un billete de vuelta. Y aunque no es obligatorio tener contratado un seguro de viaje, es recomendable disponer de un seguro médico que incluya amplias coberturas, ya que el coste de la sanidad japonesa es muy elevado para los no residentes. Además, hay que aportar certificado de vacunación con pauta completa (3 dosis) o PCR negativo realizado 72 horas antes de la salida del vuelo.

¿Cuánto cuesta el viaje?

Uno de los mayores costes es el avión. Iberia y Japan Airlines ofrecen vuelos directos de Madrid a Tokio. El viaje dura 13 horas y 15 minutos. Hemos encontrado vuelos, desde 1.402 € con Iberia, entre septiembre 2023 y enero 2024. Pero además, al gasto del vuelo hay que sumarle una tasa que Japón impone a cada pasajero que salga del país por avión o barco. Se conoce como el impuesto Sayonara y asciende a unos 1.000 yenes (6,89 euros, al cambio actual). Afecta a todos los que realicen estancias superiores a 24 horas, pero no a los que solo hagan escala.

¿Cuál es la mejor época para viajar a Japón?

Los mejores momentos para visitar este país asiático son primavera y otoño. De marzo a mayo podrás disfrutar del magnífico espectáculo de la floración de los cerezos y tendrás temperaturas agradables y poca humedad. Y si vas durante octubre y noviembre quedarás impresionado con los colores otoñales y encontrarás menos turistas. Y es que Japón recibe más de 30 millones de visitantes extranjeros cada año, y ésto sin contar el turismo interno.

Nada de propinas

Aunque haya sido muy amable el conductor o el camarero, evita darles propinas ya que en el país del sol naciente, esta costumbre se considera inapropiada e incluso puedes poner a la persona en un aprieto. Solo los guías suelen aceptarlo.

Lugares que no te puedes perder en Japón

Descubrir Japón es ir de sorpresa en sorpresa. Estas son algunas de las paradas imprescindibles que debes realizar en este recorrido por tierra nipona y que te llevará del pasado al futuro en un viaje fascinante y lleno de contrastes.

Tokio

Con sus impresionantes rascacielos y aspecto vanguardista, la capital nipona se muestra como la perfecta imagen de la ciudad del futuro. Para descubrir Tokio te recomendamos hacer un recorrido a través de sus barrios, el bohemio Shimokitazawa, el futurista Akihabara, el tranquilo Kichijoji o Koenji, con sus aires modernos, cada uno ellos con su alma y sus particularidades. Y por supuesto, también tienes que visitar los edificios religiosos más emblemáticos. Los dos principales son el Santuario sintoísta de Meiji Jingu (su pórtico o Tori tiene 1500 años de antigüedad y es el más grande de Japón) y el Templo Budista Senso-Ji, del año 645 d.C. que está situado en el distrito de Asakusa.

El callejón de los recuerdos

Hay un lugar en Tokio que se mantiene impasible ante los cambios. En el barrio de Shinjuku se encuentra Omoide Yokocho, un callejón con 70 puestos de comida y en el que te sumergirás en la vida cotidiana japonesa. En este rincón podrás también hacerte una idea de cómo era el Japón de la posguerra mientras te tomas unas tradicionales brochetas, eso sí, asegúrate de lo que pides porque algunas son de casquería.

El monte Fuji

Uno de los principales alicientes de visitar Japón es poder disfrutar de su imagen más reconocible e icónica: el monte Fuji. Y si eres amante de la aventura y te atreves a admirar su belleza lo más cerca posible, te recomendamos viajar de julio a septiembre, durante la temporada de ascensos que es cuando se realizan visitas guiadas para subir hasta el monte. Aunque, posiblemente, la panorámica más inolvidable la encontrarás desde alguno de los lagos que están en la base del monte y que forman parte de la Región denominada de los Cinco Lagos.

Kioto

Imposible visitar Japón sin pasar por Kioto. Y por supuesto, una de las principales cosas que debes hacer en la antigua capital imperial es descubrir alguno de sus templos. ¡Hay más de 1600! y a cuál más impresionante. Pero si tienes que elegir uno, que sea el de Kinkaku-ji (Pabellón Dorado), un espectacular santuario zen situado al norte de Kioto que tiene las paredes exteriores de las dos plantas superiores recubiertas con pan de oro. Por cierto, que una de las cosas que debes tener en cuenta cuando visites estos lugares religiosos es que antes de entrar debes de descalzarte. También te recomendamos no perderte el Palacio Imperial y el castillo de Himeji-jo.

El barrio de las geishas

Si hay algo que llama la atención entre los turistas, son las geishas. No es raro cruzarse con geiko (geishas) y maiko (aprendices) con su maquillaje tradicional y coloridos kimonos durante el paseo por el empedrado barrio de Gion, en Kioto. Y aunque es casi imposible no estar tentado de inmortalizar este momento, recordad que está prohibido fotografiarlas, y que para tomar una instantánea con ellas en determinados lugares es necesario su consentimiento. Otros de los lugares tradicionales que descubrirás durante el recorrido por Gion son las ochaya (coquetas casas de té) y las okiya, viviendas donde estas mujeres japonesas se preparan durante años para dedicarse a este arte milenario.

El templo de Itsukushima

Situado en la isla de Miyajima, frente a Hiroshima, este santuario que se encuentra en medio del agua y que es famoso por su torii rojo flotante, es una de las grandes sorpresas en un recorrido por Japón. Y no solo por lo que representa, sino también por el entorno realmente increíble que lo rodea y las vistas que te recibirán cuando te estés acercando a la isla en ferry.

Osaka

La tercera ciudad más grande de Japón es una urbe impactante con un ambiente muy particular. Situada en la isla de Honshu, lo que más llama la atención es su moderna arquitectura, pero también la bulliciosa vida nocturna. Te recomendamos visitar el distrito de Shinsekai y el financiero, donde se encuentra el mercado cubierto de Kuromon Ichiba, el mejor lugar para disfrutar de la gastronomía de la ciudad. Está repleto de puestos y restaurantes donde te preparan sus productos en el momento. Y tampoco te pierdas el magnífico castillo de Osaka (rodeado de un foso y un parque con árboles de ciruelos y cerezo en flor) y el santuario Shumiyoshi Taisha Shinto.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba