Viajes

Rovaniemi, la mágica ciudad natal de Papá Noel donde se pueden ver auroras boreales

La Navidad se acerca a nosotros a pasos agigantados y, como es tradición en muchos rincones del mundo, los más pequeños de la casa esperan con emoción el 25 de diciembre y la llegada de Papá Noel. ¿Pero para qué esperar hasta esa fecha para recibir su visita cuando podemos ir hasta él? En el norte del norte, en un pequeño rincón de la zona más septentrional de Finlandia, encontramos nada más y nada menos que la ciudad natal de Papá Noel, Rovaniemi, en la Laponia finlandesa

Auroras boreales, deportes de invierno, paisajes árticos…. y por supuesto un ambiente festivo que se acrecienta durante el mes de diciembre. Rovaniemi y en general la región de Laponia es un destino perfecto para pasar unos días mágicos en familia.

La aldea de Santa Claus

Lo primero de todo, si pensamos en la ubicación geográfica de la ciudad, en pleno Ártico, se nos viene una pregunta a la mente: cuál es el mejor momento del año para visitarla. Pero para responder a la cuestión hay que tener en cuenta unas consideraciones previas. “Los lugareños consideran que el año tiene hasta ocho estaciones: pleno invierno, primavera nevada, primavera, verano, época de recolección, otoño, primeras nevadas y Navidad”, nos cuentan desde la Oficina de Turismo de Rovaniemi.

Sin embargo, los meses más fríos son los más populares, ya que la nieve convierte a la ciudad en una auténtica postal navideña. Aunque eso no es difícil teniendo un vecino tan especial. En Rovaniemi se encuentra la aldea de Santa Claus, donde grandes y pequeños podrán conocerlo en persona además de disfrutar del resto de la oferta de ocio. Cafeterías, restaurantes, tiendas, construcciones de hielo, un hotel iglú… son solo alguna de las instalaciones que forman el complejo.

Huskys, renos y auroras boreales

Uno de los principales atractivos de Rovaniemi es su exuberante naturaleza, cubierta por un denso manto de nieve durante buena parte del año. Para adentrarnos en ese mundo mágico existen muchas opciones, como los paseos en moto de nieve. Sin embargo, una de las actividades más populares son los recorridos en trineos tirados por huskys. “Después se puede visitar el Husky Park, donde hacer fotografías y conocer y acariciar a los perros”, cuentan.

Pero estamos en la ciudad de Santa Claus, así que los renos no pueden faltar. De igual manera, se pueden dar paseos en trineos tirados por este animal, desde cortos recorridos de 5 minutos sin reserva previa hasta safaris en los cuales los visitantes “podrán conseguir su licencia de conducción de renos y el Certificado de Cruce del Círculo Polar Ártico”, señalan.

¿Y qué pasa si juntamos esa experiencia con la magia de las auroras boreales? La aventura se convierte en algo totalmente inolvidable. En Rovaniemi también se pueden hacer excursiones en trineo para ir en busca de las luces del norte y disfrutar de uno de los fenómenos atmosféricos más impresionantes. Para ello, los visitantes son trasladados a 20 kilómetros al sur de la urbe, donde se dan las condiciones perfectas: “en la cima de una colina, lejos de las luces de la ciudad y con una buena vista al cielo”, detallan. Allí, en lo alto del Monte Porovaara solo quedará dirigir las miradas al cielo y dejarnos maravillar por el espectáculo de la naturaleza.

La magia del sol de media noche

A pesar de que los meses fríos son los más populares para visitar Rovaniemi, el resto del año también mantiene un encanto especial. Las auroras boreales no son el único fenómeno natural que nos fascinará. Por su situación geográfica, la región de Laponia también experimenta el conocido como sol de medianoche, cuando el astro permanece completamente sobre el horizonte.

En Rovaniemi, esto dura todo un mes, del 6 de junio al 7 de julio, y “se debe a la ligera inclinación del eje de la Tierra y a la refracción de la luz solar”, especifican desde la Oficina de Turismo. A ello se suman las noches blancas, cuando el sol no llega a ocultarse del todo. Este periodo dura desde finales de mayo hasta principios de agosto y permite alargar nuestras actividades al aire libre todo lo deseado.

A tan solo 10 minutos andando de la ciudad, encontramos varios puntos donde contemplar el fenómeno del sol de medianoche en todo su esplendor, como el puente de Jätkänkynttilä o la playa de Ounaskoski. Sin embargo, la cumbre del monte Ounasvaara nos regala unas impresionantes vistas de Rovaniemi bañada por la delicada luz dorada que acompaña a este fenómeno natural.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba