Economía

Por qué algunos productos del supermercado han sustituido el aceite de girasol por otros en sus ingredientes

El conflicto en Ucrania tras la invasión por parte de Rusia ha tenido impactos económicos en todo el mundo, y lo hemos visto a lo largo de estos meses en la subida de precios de algunos productos, como el aceite de girasol, ya que un gran porcentaje del mismo proviene de Ucrania.

En este sentido, como detalla la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el aceite de girasol también es un ingrediente muy habitual en la elaboración de otros muchos productos. Sin embargo, para evitar los sobrecostes, los fabricantes están optando por cambiar este tipo de aceite por otras alternativas.

Por qué se reetiquetan los productos

El Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto, que ha contado con luz verde desde la Comisión Europea, para que, de manera excepcional, los fabricantes puedan «reetiquetar sus productos para adaptarse de una manera rápida a la falta de determinados ingredientes», explica la OCU.

De tal manera que se permite el uso de pegatinas o de cualquier otra opción similar que recoja la información actualizada en cada producto con los nuevos ingredientes. «También se debe anular la declaración del ingrediente sustituido, tanto en la lista de ingredientes como en la denominación de venta del producto, para evitar que se induzca al error por parte de los consumidores sobre la composición real del producto».

Actualmente, algunos productos que encontramos en el supermercado han cambiado el etiquetado para indicar el nuevo ingrediente en sustitución al aceite de girasol, como el de soja o el de palma. «Otros, sin embargo, todavía no lo han hecho, y se limitan a pegatinas o impresiones sobre la etiqueta o el envase», aclara la organización, desde donde destacan que «podrían mejorar y mucho estas indicaciones».

Por ello, desde la OCU indican que, aunque esté permitido, el uso «no siempre está siendo el más adecuado» para los consumidores, lo que puede dar lugar a confusión. «Idealmente, la leyenda debería indicar claramente, quizá en caracteres más grandes, que se trata de «nueva fórmula» o «nuevos ingredientes», concluyen.

Mostrar más
Botón volver arriba