Viajes

Polémica por la aerolínea que pesa a sus pasajeros antes de que embarquen: "Es gordofobia"

La aerolínea finlandesa Finnair ha empezado a aplicar una polémica medida: pesar a sus pasajeros antes de que embarquen en sus aviones, una decisión que está siendo muy criticada.

Finnair comenzó a poner en marcha su programa voluntario de pesar a los pasajeros en las puertas de salida del aeropuerto de Helsinki, lo que, según afirma, permitirá a la aerolínea calcular mejor las estimaciones de peso de los aviones antes de despegar.

Los primeros pasajeros ya han probado una báscula en el aeropuerto, junto a un gran cartel que dice: «Encuesta voluntaria de peso del cliente».

Finnair dice que la acción es necesaria para comprender el peso que transporta un lugar en un viaje determinado, que puede fluctuar enormemente dependiendo del lugar del mundo en el que se encuentre y de la época del año en que se realice el vuelo.

Un portavoz dijo al Daily Mail que el plan obtendría «datos precisos para el rendimiento de las aeronaves y cálculos de equilibrio» que son «necesarios para la operación segura de los vuelos», en lugar de depender de los pesos estándar europeos.

Pero los viajeros frecuentes advierten que las políticas no deben sobrepasar sus límites, argumentando que pesar a los pasajeros por razones de seguridad podría ser «humillante» para algunos que podrían quedar «particularmente vulnerables a la discriminación» y a incurrir en la «gordofobia».

«Pesar a los pasajeros y su equipaje antes de cada vuelo para gestionar la distribución del peso a nivel individual en lugar de depender de promedios es sensato, pero si te pesan en la puerta, ya es demasiado tarde y supone un gran inconveniente si te dicen que no puedes volar para evitar inclinar la balanza (por no decir vergonzoso)», dice la periodista de viajes y derechos del consumidor Laura Sanders.

«Esto podría dejar a las personas con sobrepeso y a los que viajan solos particularmente vulnerables a la discriminación, ya que son los más fáciles de eliminar (las familias y los amigos querrán permanecer juntos)», prosigue.

Saunders propone que las aerolíneas que consideren pesar a los pasajeros podrían solicitar que estos revelen su peso al momento de reservar el vuelo para respaldar las directivas de seguridad sin exponer a los viajeros a la humillación.

Hasta el momento, dijo la empresa, más de 800 personas se han pesado voluntariamente y añadió que estaba «positivamente sorprendida por el número de voluntarios».

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba