Deportes

«Mis lazos con el Espanyol me imposibilitan ir al Barcelona»

Casi tres décadas, desde su aterrizaje en pleno Mundial de Estados Unidos-94, abarca la relación entre Mauricio Pochettino y el Espanyol –aunque un año antes había tratado de ficharlo Pepe Carcelén para el Albacete–. Un vínculo como futbolista y entrenador que en algún momento parecía romperse con su hipotético fichaje por el eterno rival, el Barcelona. Un extremo que el actual técnico del Paris Saint Germain niega ahora rotundamente.

¿Se reunió usted con Josep Maria Bartomeu, siendo él presidente del Barcelona, para negociar su incorporación?, le preguntaron en el programa Vaques sagrades (Esport 3). Y respondió Pochettino: “No. A Bartomeu lo conozco desde hace muchos años porque llevábamos a los hijos al mismo colegio. Después me he encontrado con él, siendo ya presidente, en algún bar. Es normal que me asocien a estas cosas. Pero nunca tuve la posibilidad de serlo”, aseguró.

El hispanoargentino añadió que “mis hijos y mi señora no me habrían dejado. Y tengo unos lazos tan grandes con el Espanyol que imposibilitan. Y no me gusta aplicar la demagogia, pero el Barcelona tiene tantos ex, tantas figuras que se asocien a su idiosincrasia, que yo no tengo nada que ver. No tengo nada en común con el Fútbol Club Barcelona. Lo respeto, pero yo soy perico, soy del Espanyol y ahí están mis lazos”, rubricó.

De desmentido a curiosidad, desveló Pochettino que para recalar en el banquillo del Espanyol, en enero de 2009 en una situación dramática para el equipo –en zona de descenso– tuvo que desechar la llamada de su propio descubridor. “En ese momento, yo tenía una invitación de Marcelo Bielsa para ir con él a trabajar a la selección de Chile. Pero le llamé para decirle que había recibido una oferta del Espanyol y que creía que iba a aceptarla, que tenía que ser valiente porque llevaba años preparándome”, explicó el conocido como ‘Sheriff’ de Murphy.

Mostrar más
Botón volver arriba