Deportes

Maestro contra aprendiz

No hablamos de sagas cinematográficas legendarias inspiradas en la filmografía de Akira Kurosawa. Pero el próximo Giro de Italia (6 al 28 de mayo) bien podría adoptar los mismos papeles principales. Primoz Roglic, como uno de los actuales caudillos del ciclismo, el maestro. Remco Evenepoel, como el joven rebelde que aspira cambiar el orden establecido, el aprendiz. Así se plantea la 106ª edición de una Corsa Rosa que se presume apasionante en todos los sentidos: participación, recorrido, narrativa… Por delante, 3.491 km y un desnivel acumulado de los que da miedo (51.000 metros) para la consecución de la única certeza que tenemos antes de la salida: habrá un nuevo campeón. Jai Hindley, ganador en 2022, eligió este año el Tour de Francia.

Como adelantamos en las primeras líneas, tanto Roglic como Evenepoel acaparan buena parte de los focos en este Giro. Son dos superestrellas, con estilos y personalidades antagónicas (incluso 10 años de edad les separan) que llegan en momentos muy diferentes. El esloveno es uno de los mejores vueltómanos de los últimos tiempos, mientras que el joven belga, vigente campeón del mundo, tratará de disipar las recurrentes dudas que ofrece su rendimiento en la alta montaña, donde las cimas se elevan por encima de los 2.000 metros y el oxígeno se agota. Todo ello a pesar de que el líder del Quick-Step acalló críticas en la pasada Vuelta, donde se proclamó campeón por primera vez en una ronda de tres semanas con sólo 22 años.

Precisamente fue allí, en la ronda española, donde vivimos el primer episodio de cierta rivalidad entre Roglic y Evenepoel. Pero lamentablemente, la batalla terminó cuando se acercaba a su punto culminante. Remco lideraba, Primoz remaba. Y cuando el esloveno iba camino de la remontada, llegó el abrupto, inesperado y feo desenlace: caída en la 16ª etapa, en el esprint con meta en Tomares, y adiós a sus opciones. Sólo 1:26 les separaba en la general. Más fresco tenemos su último cara a cara, en una Volta a Catalunya en la que golpeó primero el del Jumbo, aunque decantó la general a su favor por un ínfimo margen de 6 segundos. El rendimiento entre ambos estuvo de lo más parejo, con dos victorias de etapa para cada uno, pero en el plano anímico Roglic fue el amo y señor del duelo. Un factor, unido al de la superioridad del Jumbo como equipo respecto al Quick-Step, que puede resultar determinante a lo largo de tres semanas.

Pero, ¿qué hay del resto de candidatos? El abanico es amplio, aunque los nombres que figuran en la lista parten uno o varios peldaños por debajo del célebre dúo. Uno de ellos es Aleksandr Vlasov, que a sus 26 años se encuentra en una madurez deportiva que sigue pendiente de grandes resultados. Más allá encontramos a dos formaciones que cuentan con una doble baza para la general con la que completamos el sexteto de favoritos. El Ineos partirá con Geraint Thomas (que está ante su último Giro), Tao Geoghegan Hart (único campeón presente) y Thymen Arensman; el UAE, con João Almeida y Jay Vine. Por último, destacar al potente bloque del Bahrain-Victorious, con un Santi Buitrago que el año pasado se presentó en sociedad al mundo con la conquista de una etapa y que hace suspirar a Colombia con su regreso al podio en una grande (no lo consiguen desde el Giro de Bernal en 2021). En cuanto a los esprints masivos, se prevé una bonita pugna entre hombres como Fernando Gaviria, Pascal Ackerman, Mark Cavendish y un Mads Pedersen que tiene en su mano la posibilidad de completar la colección de triunfos en las tres grandes vueltas. Bienvenidos, un año más, al Giro de Italia.

Respecto al recorrido, tendremos un escenario algo diferente al de los últimos tiempos. Misma dureza, misma exigencia, pero mayor variedad. El cambio principal lo veremos en la lucha contra el tiempo. Después de una edición de 2022 en la que tuvimos la menor distancia contrarreloj de los últimos 60 años (sólo 26,8 km), la ronda italiana trae en 2023 tres contrarrelojes, para un total de 73,2 km, que pueden ser absolutamente determinantes en el resultado final. La primera de ellas, que abrirá la carrera en la región de los Abruzzos, será de lo más particular, con casi 17 km de carril bici paralelo al mar que conduce al puerto de Ortona. Ahí Remco puede empezar marcando diferencias respecto a sus principales rivales, pero donde deberá abrir hueco para compensar posibles pérdidas en alta montaña será en una novena etapa que pondrá fin al primer bloque de Corsa Rosa: contrarreloj individual completamente llana de 35 km.

El segundo y tercer bloque de carrera brinda varias jornadas que los corredores deberán marcar en rojo. La 13ª se adentra en territorio suizo con un trazado de alta montaña terrorífico que incluye la Cima Coppi de la edición (Grand Saint-Bernad, 2.469 m) y el final en alto en la estación de Crans Montana; la 19ª, que bien podría considerarse la etapa reina de esta ronda italiana, tendrá cinco puertos encadenados (con el mítico Passo Giau) y tres de sus cimas por encima de los 2.000 metros de altitud. El culmen de este Giro será una inédita cronoescalada al Monte Lussari que puede poner patas arriba la general en el último momento: 7,3 km al 12% de media y rampas máximas del 22%. Una bestialidad que dará paso a un fin de fiesta que vuelve a Roma cinco años después.

La maglia rosa, el símbolo que distingue al líder en la clasificación general, se instauró en el Giro de 1931. El primero en lucirla fue Learco Guerra, vencedor de la primera etapa de aquella edición, de Milán a Mantova. El ciclista que más veces ha lucido la maglia rosa en la historia es Eddy Merckx: 78 días.

La clasificación por puntos llegó al Giro en 1958. Luego hubo un receso hasta 1966, y desde 1967 el líder de esta clasificación luce un maillot distintivo. En los años 1967, 1968 y 1969 esta maglia era roja (con Dreher como patrocinador), luego pasó a ser la ciclamino que todos conocemos hasta 2009. De 2010 a 2016 volvió a ser de color rojo, pero a partir de 2017, con motivo del 100º Giro, regresó la ciclamino. Beppe Saronni posee el récord de más días luciendo esta prenda (76).

La clasificación de la montaña se estableció en el Giro de Italia de 1933. Inicialmente, el líder de esta clasificación no vestía un maillot distintivo. Fue en 1974 cuando se introdujo el maillot verde, reemplazado por la actual maglia azzurra a partir de 2012. Mariano Piccoli es el ciclista que más días ha vestido esta maglia en la clasificación de escaladores con 45 etapas.

La maglia bianca de mejor corredor joven es la distinción más reciente. Esta clasificación vio la luz en 1969, como un ranking para neoprofesionales. En 1973 y 1974, el líder fue marcado con un brazalete, mientras que desde 1976 el símbolo de mejor joven ha sido la maglia bianca. De 1970 a 1972, en 1975 y de 1995 a 2006 no se elaboró este ranking.

Horario: ¿a qué hora empiezan las etapas del Giro 2023?

Todas las etapas estarán comprendidas desde las 12:00, como mínimo, hasta las 17:30, aproximadamente. Por norma general, las etapas comenzarán entre las 12:10 y las 12:35, y concluirán entre las 17:00 y las 17:40, en función del ritmo de carrera.

Televisión: ¿dónde ver el Giro de Italia 2023?

Eurosport es la televisión encargada de retrasmitir en España en Giro de Italia 2023. Lo hará por su canal Eurosport 1, que se puede ver a través de Movistar+ y DAZN. También, a través de la página web, eurosport.com, de manera ininterrumpida. Como es habitual, Global Cycling Network (GCN) será la otra plataforma habitual por la cual se podrá disfrutar del Giro. Por último, ETB1 y eitb.eus también retrasmitirán la primera de las Grandes Vueltas del calendario ciclista.

Internet: ¿cómo seguir online el Giro de Italia 2023?

En AS también podrás seguir el Giro de Italia 2023. Con nosotros tendrás el mejor minuto a minuto de la jornada, la narración íntegra de cada etapa desde su inicio y las posteriores reacciones tras la conclusión, las imágenes más impactantes de cada día y las declaraciones de los protagonistas de la ronda italiana, así como la crónica nada más concluir, acompañada de las correspondientes clasificaciones.

Mostrar más
Botón volver arriba