Salud

Los tres tipos de enfermedades que el clavo ayuda a combatir

Considerar las especias como un simple condimento que da sabor y olor a nuestros platos puede ser un gran error. Especialmente si hablamos de aquellas que no son cultivadas en España, que proceden de países lejanos pero que están totalmente incorporadas a nuestra gastronomía, como puede el clavo. En esos lugares exóticos donde crecen, no solo comen con ellas sino que también curan múltiples afecciones.

El clavo procede un árbol, Syzygium aromaticum, que se cosecha principalmente en latitudes africanas como Madagascar y Zanzíbar, pero también en India y Sri Lanka e Indonesia. Las flores del árbol se secan y es la especia que llega a nuestras cocinas en dos presentaciones habitualmente: en rama o molida.

Las propiedades medicinales de estas flores son toda una tradición milenaria en India, donde se consideran un elemento fundamental en la medicina ayurvédica. También en China, pese a que no es un país donde se cultive, han reconocido sus beneficios. De esta saber milenario se ha ido introduciendo poco a poco en las herboristerías occidentales, si bien sus propiedades en órganos importantes como el aparato digestivo y respiratorio son por ahora bastante desconocidas.

Pero ahí no acaban los posibles usos del clavo. También tiene un componente recreativo: se fuma mezclado con otras sustancias en Indonesia, sirve como base para elaborar incienso en China y Japón, y también es uno de los ingredientes del incienso judío, denominado qetóret.

En otros formatos más allá del condimento

Dados los múltiplos usos que presenta esta especia, con el paso de los años se han diversificado también sus presentaciones. Podemos encontrarlo como clavos de olor secos para masticar. También como aceite esencial, de forma que se puede utilizar echando unas gotas en agua o zumo para tratar infecciones digestivas bacterianas. Otra presentación posible es en extracto fluido (polvos, cápsulas y tintura).

En extracto fluido, en polvos, cápsulas y tintura. Junto a otros ingredientes también puede formar parte de pomadas, geles y otros productos. Y por último, podemos utilizarla como infusión para tratar los posibles trastornos digestivos indicados.

En qué enfermedades nos ayudará más

La medicina ayurvédica, tradición originaria de la India que persigue equilibrar cuerpo, mente y espíritu buscando un integrar tanto la alimentación como las hierbas medicinales y la meditación, ha constatado a lo largo de los siglos las propiedades del clavo en diversas zonas y funciones importantes del organismo:

  • Trastornos digestivos: sus propiedades carminativas y antiinflamatorias calman los gases, la indigestión o las molestias estomacales.
  • Infecciones de garganta y bucales: sus propiedades antimicrobianas son eficaces contra las infecciones de garganta y también contra las bacterias que causan enfermedades en las encías y en la boca. El clavo reduce la inflamación y el dolor.
  • Infecciones respiratorias: esa misma capacidad antiinflamatoria se constata en el aparato respiratorio.

Referencias

NIH (s.f.). Medicina ayurvédica. https://www.cancer.gov/espanol/publicaciones/diccionarios/diccionario-cancer/def/medicina-ayurvedica

¿Quieres recibir los mejores contenidos para cuidar tu salud y sentirte bien? Apúntate gratis a nuestra nueva newsletter.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba