Viajes

Los lugares escondidos en los cuatro parques naturales de Portugal que están en la fronteracon España

Si buscamos un destino cercano, lleno de bonitos lugares que visitar y con mucha naturaleza, Portugal es una buenísima opción. Por ejemplo, los cuatro parques naturales que se extienden a lo largo de la frontera con España nos brindan un sinfín de actividades como senderismo o observación de aves. Incluso podemos darnos un relajante baño en una playa o descubrir un rincón escondido donde desconectar.

Parque Natural do Litoral Norte

Esta área protegida costera se extiende entre la desembocadura del Neiva y la Apulia, y está constituida por un cordón de playas y dunas, arrecifes, pequeños estuarios, zonas boscosas de pinos y varios pueblos. En la zona sur encontramos largos arenales y núcleos turísticos muy populares. Pero si buscamos lugares más escondidos y alejados de las masificaciones, deberemos dirigirnos al norte, con playas como Cepães, Rio de Moinhos o São Bartolomeu do Mar.

Parque Natural de Montesinho

El Parque Natural de Montesinho es uno de los más extensos del país y cuenta con dos grandes montañas, Serra da Coroa y Serra de Montesinho. Se ubica en la región de Tras-os-Montes, y cubre la parte norte de los municipios de Bragança y Vinhais. Aquí encontraremos dehesas, bosques de castaños, cañones y antiguas aldeas de piedra. Una de esas poblaciones con encanto es Fresulfe, donde encontraremos una preciosa playa fluvial rodeada de vegetación y con un área de picnic para descansar.

Parque Natural del Duero Internacional

El Parque Natural del Duero Internacional abarca parte de los municipios de Miranda do Douro, Mogadouro, Freixo de Espada à Cinta y Figueira de Castelo Rodrigo. La erosión del río ha creado en la zona profundos y escarpados valles y desfiladeros, perfectos para la observación de aves como el buitre de Egipto. Un punto desde donde podremos contemplar el esplendor natural del parque es el Mirador de la ermita de São João das Arribas, que nos brinda la inmensidad del cañón y el discurrir del Duero encajonado entre altas paredes.

Parque Natural de la Sierra de San Mamés

El Parque Natural de la Sierra de San Mamés es todo un pulmón verde en un área árida, un microclima con una gran biodiversidad. De este modo, al recorrer sus rutas de senderismo podremos toparnos con águilas perdigueras, jabalís o venados. Y entre toda esa frondosidad, encontraremos aldeas medievales como Castelo de Vide, un pueblo de casas blancas y calles estrechas custodiado por un imponente castillo.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba