Deportes

Las claves que garantizan una F1 sostenible

Qué importante es avanzar sin perder la esencia que nos hace felices. Santander y Ferrari, firmes aliados en la Fórmula 1, son conscientes del valor que supone implantar un modelo sostenible en la industria del motor. La apuesta por teñir de verde nuestras vidas sin perder la emoción de las carreras es un aliciente fundamental para mirar al futuro con optimismo.

El avance tecnológico es amigo y aliado de la sostenibilidad. Porque alcanzar un modelo verde pasa por innovar para reducir las emisiones de carbono, tanto en la F1 como en el sector automovilístico en su conjunto. En este sentido, ya hay una parte del camino recorrido. Se ha conseguido que los coches de F1 sean ya un 30% más eficientes en el consumo de combustible. Y para 2025, la industria planea presentar un nuevo motor que sea neutro en carbono, empleando el combustible más avanzado del mercado. Estos dos puntos son claves para comprender el devenir sostenible de este deporte. Ese devenir que impulsan Santander y Ferrari trabajando codo con codo, y de la mano de Formula One Management (FOM), propietario de la Fórmula 1, para hacer realidad estos proyectos con el fin de mejorar nuestras vidas y asegurar el mejor de los futuros posibles para nuestro planeta.

Pero nada sería de estos avances sin alguien que los trasladase a la pista. Y esta es precisamente la labor de los mejores pilotos de la competición, como Charles Leclerc y Carlos Sainz. Ellos son quienes prueban todas las innovaciones que se realizan como parte íntegra de un coche de Fórmula 1. Porque con su pilotaje y experiencia buscan, como así asegura el español Sainz, “hacer la carrera lo más eficiente y corta posible sin restar ni un ápice la pasión de este deporte». El desarrollo tecnológico que está experimentando la Fórmula 1 va más allá de los monoplazas, como reconoce el monegasco Leclerc: “La eficiencia de los coches de F1 hoy en día es una locura absoluta, pero creo que en todo el deporte se está impulsando la sostenibilidad a un nivel superior”.

Y es que la propia F1 está dando pasos de gigante con, entre otras medidas, la reorganización del calendario siguiendo las áreas geográficas, es decir, que intentarán agrupar las carreras en lugares próximos entre sí, evitando largos desplazamientos. Eso no será inmediato, sino que lo irán introduciendo poco a poco para garantizar que lo hacen de manera eficiente. También investigarán para poder reducir la huella de carbono en los viajes de los aficionados. Las categorías inferiores seguirán el camino de la Fórmula 1, y es que la F2 y F3 trabajarán con combustibles sostenibles, y se compartirán muchas actividades para disminuir las emisiones en toda la comunidad deportiva.

Banco Santander comparte compromisos, objetivos y valores con Ferrari y la Fórmula 1, para impulsar el cambio climático. Y es que, como explica George Bridges, asesor principal de Ana Botín, presidenta de Banco Santander, “si colocamos las prácticas empresariales sostenibles en el centro de nuestro modelo de negocio podemos marcar una verdadera diferencia, no solo en el mañana sino para las generaciones futuras”. Nos jugamos mucho y haciendo las cosas bien podremos cambiar nuestro mundo sin perder la emoción de las carreras y de lo que nos rodea.


*Este contenido patrocinado por SANTANDER ha sido elaborado por Diario AS.

Mostrar más
Botón volver arriba