Deportes

La interminable ‘maldición’ de Inglaterra con los penaltis en grandes torneos

Harry Kane, especialista, anotó frente a Francia un penalti, pero mandó otro al limbo de forma incomprensible. Así se despidió Inglaterra de Qatar y del Mundial 2022, de forma prematura y con la amarga sensación de haber perdido otra gran oportunidad. El punto fatídico, nunca mejor dicho, volvió a serlo para los ingleses, que no ganan un trofeo desde el Mundial 1966 y mantienen desde entonces una tormentosa relación con esta suerte del fútbol en los grandes torneos.

Desde aquel triunfo, en el que curiosamente no dispusieron de ningún lanzamiento desde los once metros, apenas han acumulado dos semifinales mundialistas, otras dos europeas, y la final de la Eurocopa 2020. Lo que sí han ido coleccionando, no obstante, han sido decepciones, las más profundas generadas por fallos en las penas máximas.

El ejemplo más reciente es esa final de Eurocopa ante Italia en Wembley. Con 1-1 al final de los 90 minutos, la prórroga no pudo dictar sentencia, pero sí lo hicieron los penaltis. Inglaterra comenzó llevando la delantera, pero Rashford, Sancho y Saka fallaron sus lanzamientos y condenaron a los ‘Tres Leones’ a perder en casa un trofeo continental.

En ese mismo escenario y ese mismo torneo, la Eurocopa, Inglaterra ya había vivido una debacle similar. Fue en 1996, en semifinales, donde Alemania derrotó a los ingleses por 6-5. En 2004 también cayeron por penaltis ante la anfitriona Portugal después de que Beckham pusiese en órbita un penalti que les habría dado la victoria; y en 2012 los once metros también les mandaron a casa, otra vez ante Italia.

Este ‘maleficio’ no solo aplica en el caso inglés a las Eurocopas, sino que va mucho más allá. En los mundiales, Inglaterra también ha sufrido por culpa de los penaltis, como el sábado ante Francia. 34 años después de su título mundial, los ‘Pross’ alcanzaron las semifinales de la Copa del Mundo de 1990 en Italia. Comandados por su máximo goleador histórico en mundiales, Gary Lineker (10 goles), fueron incapaces de superar a Alemania Federal y perdieron 4-3 en la tanda.

Más adelante, en Francia 1998, volvieron a caer en la misma situación, esta vez en octavos de final ante Argentina. Unos años después, para continuar con la desgraciada tradición, les tocó decir adiós al Mundial de Alemania 2006 otra vez contra Portugal, como en 2004, y otra vez en penaltis. De hecho, la selección inglesa ha superado con éxito únicamente una tanda de penaltis en un Mundial, frente a Colombia en 2018. Todos los demás precedentes, más allá de fallos puntuales como el de Kane, son negativos para Inglaterra.

«Me sentía seguro lanzándolo, sólo que no lo ejecuté como quería. El equipo está en un buen momento, con jugadores en su mejor forma, y habrá momentos buenos en el futuro. Ahora nos da mucha rabia que se haya acabado, porque estábamos convencidos de que podíamos llegar hasta el final, pero podemos estar orgullosos de lo que hemos hecho» comentó Kane al acabar el partido ante Francia, disgustado consigo mismo por su fallo, pero convencido de las futuras oportunidades que le aguardan a su país en el futuro. Por el momento, tocará esperar y trabajar para romper esa ‘maldición’ de Inglaterra con los penaltis.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba