Deportes

La historia real de ‘Evasión o Victoria’

La mejor película de fútbol que se ha hecho siempre no es otra que ‘Evasión o Victoria’ (1981). No es ninguna obra maestra, seguramente no sea la más redonda realizada sobre este deporte, pero tampoco necesita serlo para estar considerada como tal. Solo juntar en el reparto a Sylvester Stallone, Bobby Moore, Michael Caine, Ardiles y Pelé ya mereció la pena, con John Huston detrás de las cámaras. La emotividad de la última escena todavía sigue poniendo la piel de gallina a todo futbolero. Un final feliz que no tuvieron algunos de los protagonistas de la historia que inspira la cinta hollywoodiense. El auténtico ‘Partido de la Muerte’ confirma que la realidad es peor que la ficción. Este el relato de unos hechos que nunca debieron suceder y que dieron a luz años después a la película más emblemática hecha sobre fútbol.

No se dejaron derrotar pese al riesgo que eso entrañaba. La gran tragedia que les asolaba no fue obstáculo para mantener intacto su orgullo. Fue una hazaña cargada de épica y de un punto de inconsciencia ante la brutalidad nazi. Su dignidad personal estaba por encima de cualquier amenaza. La historia real tenía todos los ingredientes para que funcionara en la gran pantalla y Hollywood se lanzó a su montaje para recrear, con todo tipo de licencias y un desenlace tan edulcorado como bello, la que ha sido la gran trama futbolística del cine.

Mostrar más
Botón volver arriba