Noticias locales

La Comunidad actualiza el plan invernal ante emergencias como Filomena o aludes

Se acerca el invierno y las administraciones públicas empiezan a tomar decisiones para que las nevadas, las borrascas o los aludes en la sierra causen el menor impacto posible sobre el día a día. Así, la Comunidad de Madrid ha aprobado este miércoles su nuevo Plan de Protección Civil, que entra en vigor de manera inmediata, para afrontar las inclemencias invernales. Con esta decisión se actualiza la regulación actual, vigente desde el 2000, lo que supone incorporar todas las normas y disposiciones que se han ido implementando a lo largo de los últimos 22 años.

La decisión adoptada este miércoles en el seno del Consejo de Gobierno «actualiza y mejora» la capacidad de respuesta en la Comunidad, así como «la coordinación de recursos públicos y privados». También se incorporan otros cambios de nomenclatura y una nueva división de la región por niveles.

En el anterior plan se identificaban los niveles de gravedad (con números (0,1, 2 y 3, de menor a mayor) y ahora se denominaran fase de alerta y de emergencia. La de alerta tendrá solo situación 0 -la menor- y las de emergencia serán 1, 2 y 3.

El nuevo plan determina dos épocas de peligro de inclemencias: una de peligro elevado, entre el 1 de diciembre y el 31 de marzo, y otra de intermedio, entre abril y noviembre. También divide a la región en tres zonas por riesgos de nevada. La de riesgo más elevado, asociada a más de 20 días de nieve cada año, es la Sierra de Guadarrama. La de intermedio, de 5 a 20 días, va desde San Martín de Valdeiglesias hasta la Sierra de la Cabrera. La de menor riesgo, con menos de cinco días de nevada al año, incluye el área metropolitana de Madrid y la cuenca del Tajo.

La Comunidad también está preparando ya el despliegue de medios técnicos y humanos para hacer frente al próximo invierno. En este sentido, este miércoles se ha anunciado que este año se contará con 25 unidades quitanieves y esparcidores de sal en los vehículos de las brigadas forestales con el objetivo de dar servicios a las zonas rurales en el caso de grandes nevadas.

La pasada campaña de desplegaron 5.695 profesionales, 740 vehículos y dos helicópteros, según ha destacado el Ejecutivo regional, que ha añadido que se consiguió garantizar la accesibilidad en los más de 2.500 kilómetros de carreteras de titularidad autonómica.

Mostrar más
Botón volver arriba