Viajes

La Alhambra de Granada: una joya española que debes visitar

La Alhambra de Granada es un conjunto monumental formado por palacios, torres, jardines, acequias y murallas, una auténtica ciudad medieval amurallada que en su época fue hogar de sultanes y reyes, entre los siglos XII y XVI. Construida entre los siglos XIII y XIV, se convirtió en la capital del gran reino nazarí, que llegó a tener un gran impacto en el sur de la Península Ibérica.

Visitar este conjunto monumental es algo que todo el mundo debería explorar al menos una vez en la vida, un tesoro español que se encuentra entre los monumentos más visitados de España, con cerca de tres millones de visitantes cada año.

Una muestra del esplendor y poder de la dinastía nazarí

La Alhambra de Granada representa todo el esplendor de la dinastía nazarí y su poder, la cual fundó el reino de Granada en el año 1246. El 2 de enero de 1492 es la fecha de su caída, cuando los Reyes Católicos ingresaron a la ciudad tras una guerra de 10 años.

Es considerado el legado arquitectónico de mayor belleza del arte musulmán en nuestro país, por lo que no es de extrañar que fuese declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Qué visitar en la Alhambra de Granada

La Alhambra de Granada se divide en tres partes: los Palacios Nazaríes, el Generalife y la Alcazaba, cada uno con sus encantos únicos que los convierten en destinos imperdibles para visitar.

Los Palacios Nazaríes son el centro de esta ciudad palatina en la que vivía el Sultán y su familia, y dónde se instalaron tanto el gobierno como la corte. Dentro de ellos nos encontramos con el Mexuar, el Palacio de Comares, el Palacio del Partal y el Patio de los Leones. Este último es una reproducción del jardín oriental que representa el paraíso y que es habitual en los palacios musulmanes.

La Alcazaba, por su parte, es el recinto fortificado más antiguo de la Alhambra y comenzó a construirse en el siglo XIII por Al-Ahmar, primer rey de Granada. Es la zona puramente militar del recinto y nada más entrar se encuentra la Plaza de Armas, también conocido como Barrio Castrense, donde estaban las casas y los cuarteles de la tropa. En la actualidad tan solo quedan las plantas de las construcciones y, en el subsuelo, se encuentran las mazmorras y los aljibes.

En esta parte de la Alhambra nos encontramos también con el Jardín de los Adarves, del siglo XVII, así como de la Torre de la Vela y la Torre de la Pólvora. Rodeando la Alcazaba se puede llegar a la Puerta de Armas, que fue durante el periodo árabe la entrada principal del recinto.

En tercer lugar, nos encontramos con El Generalife, que era la residencia de verano del Sultán y su familia, un lugar repleto de árboles, plantas aromáticas, fuentes y acequias, un rincón de una belleza que no puedes dejar de visitar. Está formado por unos amplios jardines llenos de sorpresas y una belleza oculta que no te dejará indiferente.

Aunque el Palacio del Generalife es muy antiguo, su mayor creación se produjo bajo el reinado de Muhammad III, entre los años 1302 y 1309, siendo este quien construyó el Patio de la Acequía.

Todos ellos son rincones que no puedes perderte y que debes visitar en algún momento de tu vida. Existen un total de seis tipos de entrada a la Alhambra de Granada diferentes, cada una con sus propias características y con un precio que parte de los 5 euros y puede llegar a alcanzar los 17 euros.

Apúntate a nuestra Newsletter de Viajes y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba