Economía

Goirigolzarri: «CaixaBank tiene el objetivo de liderar la transformación del sector bancario»

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, ha asegurado este viernes en su intervención en la Junta General Ordinaria de Accionistas que el objetivo de la entidad “es liderar la transformación de la banca española”.

En este sentido, ha señalado que CaixaBank, tras la exitosa integración de Bankia, es líder del mercado en volumen de negocio, con unas cuotas de mercado “muy notables” y cuenta con “un importante colchón de liquidez, lo que es fundamental en situaciones de volatilidad y de gran incertidumbre”.

El presidente de CaixaBank ha explicado que “el entorno económico con el que empezábamos este ejercicio 2022 era claramente positivo”, si bien “la invasión de Ucrania ha producido un cambio radical de escenario”.

“Esperamos que la recuperación continúe este año, aunque la incertidumbre sobre la evolución de la economía global y la europea en particular es muy alta”, ha admitido, y ha augurado un crecimiento del 4,2% en el PIB español este año, con una inflación media anual del 6,8%.

Para Goirigolzarri, “en este contexto de alta incertidumbre, el sector bancario español en general tiene una posición muy distinta a la situación en la que nos encontrábamos en la última crisis financiera. Y dentro del sector, la situación de partida de CaixaBank es diferencial”, gracias a que parte de un nivel de “gran solvencia, con unos ratios de capital muy por encima de los requisitos regulatorios, lo que nos permite afrontar posibles riesgos”.

Afrontamos el futuro desde la serenidad que conforma una excelente situación de partida”, ha indicado, aunque también ha señalado que “somos muy conscientes de que tenemos que seguir trabajando duramente, no sólo para defender estas fortalezas sino también para seguir reforzándolas”.

Un proyecto basado en un modelo de gestión sostenible

El presidente de CaixaBank ha hecho balance de la integración de Bankia, un proceso que ha puesto en valor, al completarse “en tiempo récord la mayor integración de la historia bancaria de España” y manteniendo el foco en el negocio.

Según Goirigolzarri, la fusión “nos ha posicionado como el principal grupo financiero en nuestro país y que cuenta con la confianza de más de 20 millones de clientes en España y Portugal”.

“Desde un punto de vista financiero, nos ha permitido alcanzar los tres objetivos que nos marcamos hace un año: dotarnos de tamaño crítico, mantener una fuerte solidez financiera y alcanzar un modelo de rentabilidad sostenible”.

Una vez finalizado ese proceso, ha explicado el presidente, CaixaBank trabaja con un modelo que busca la sostenibilidad del proyecto, no solo apoyada en los resultados financieros sino también en cómo se consiguen.

Nuestros objetivos van más allá de las métricas financieras”, ha destacado Goirigolzarri, quien ha reseñado que el modelo de gestión del banco se fundamenta en un “excelente” gobierno corporativo, unos clientes satisfechos, un equipo comprometido y un “fuerte compromiso con la sociedad a la que servimos”.

En ese sentido, ha detallado que “no es posible construir un proyecto excelente sostenible en el tiempo si no se basa en un excelente gobierno corporativo”. Con ese objetivo, se ha propuesto a la Junta varias modificaciones estatutarias y reglamentarias, entre las que se encuentra “la supresión del voto de calidad del presidente en caso de empate en las votaciones de las reuniones del Consejo”, y la actualización de la política de remuneraciones, que, “además de incluir otras adaptaciones normativas, simplifica y da claridad al modelo de retribución variable manteniendo la retribución global, y amplía de uno a tres años el período de limitación para los consejeros ejecutivos para la transmisión de acciones”.

En cuanto al segundo pilar de la gestión del banco, el servicio a los clientes, Goirigolzarri ha defendido “un modelo que se basa en la cercanía de estar presentes en más de 2.200 municipios y contar con la red de oficinas y cajeros más extensa de España”.

Todo ello con “la vocación de construir relaciones a largo plazo con nuestros clientes, independientemente de su edad, grado de digitalización o del canal que elijan para relacionarse con nosotros”.

Por eso, ha señalado, “este año hemos seguido adaptando y reforzando nuestro modelo comercial, con el objetivo de mejorar nuestro servicio hacia los colectivos menos digitalizados, como el colectivo senior, en el que contamos con cuatro millones de clientes que son absolutamente prioritarios para nosotros”.

Compromiso medioambiental y social

Este objetivo de tener a los clientes satisfechos sólo es posible gracias a un equipo comprometido con el proyecto y los valores CaixaBank, ha afirmado Goirigolzarri, para quien “el equipo es la base de toda nuestra actuación”, “un equipo que tiene la ambición de construir un proyecto profesional y meritocrático que fomente la diversidad como base del progreso”.

Por último, el ejecutivo ha hecho referencia al compromiso medioambiental y social del banco. En este sentido, ha destacado que CaixaBank cuenta con la máxima calificación de las principales agencias de sostenibilidad y es líder a nivel europeo en emisiones ESG, con un 79% de las emisiones de deuda de 2021 con esta tipología.

Del apoyo continuo a la sociedad, se ha referido a iniciativas como MicroBank, “el banco de microcréditos más importante de Europa”, y a la Fundación CaixaBank Dualiza, “cuya única misión es potenciar la FP Dual, ámbito en el que nos estamos convirtiendo en un referente”.

Igualmente, ha recordado que la acción social de las oficinas del banco ha canalizado en 2021 fondos de la Fundación “la Caixa” que han permitido apoyar a más de 7.600 proyectos, que la entidad cuenta con 13.235 viviendas en alquiler social y que el voluntariado del equipo de CaixaBank benefició a 170.000 personas el año pasado.

Resultados de 2021 y cumplimiento de objetivos

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha explicado a los accionistas los resultados de la entidad correspondientes a 2021, ejercicio en que el beneficio recurrente fue de 2.359 millones de euros, con unos ingresos core, que es el conjunto del margen de intereses, las comisiones y los ingresos de la actividad aseguradora, que se elevaron a 10.597 millones.

Sobre la actividad comercial, ha destacado el “excelente” crecimiento de los recursos de clientes gestionados por la entidad, que a fin de año alcanzaron los 620.000 millones de euros, con un incremento del 49,2% (el crecimiento puramente orgánico fue del 10,5%). En el lado del crédito, CaixaBank cerró 2021 con una cartera al sector privado superior a los 332.000 millones, un 46,3% más que en 2020.

Gortázar ha resaltado también la fortaleza financiera de CaixaBank, “que ha seguido mejorando en el año, lo que nos permite seguir apoyando a familias y empresas, y contribuir a la recuperación económica”.

El ejecutivo ha recalcado el éxito del proceso de la integración de Bankia: “En tan solo ocho meses hemos integrado los equipos humanos, el modelo comercial y los sistemas tecnológicos de ambas entidades. La mayor operación de la historia del sector en España, la hemos culminado de forma muy exitosa y nos ha permitido consolidar aún más nuestra posición líder en el mercado financiero español. CaixaBank es ahora un referente europeo”.

2021 ha sido un año extraordinario y positivo para CaixaBank. Además de ejecutar la integración hemos cumplido con los objetivos internos en términos de actividad comercial, cuenta de resultados y fortaleza financiera”, ha afirmado el consejero delegado de la entidad, para añadir que “todo esto se combina con una vocación social que define a nuestro grupo desde sus orígenes, y que para CaixaBank es, y seguirá siendo, prioritaria”.

El consejero delegado ha destacado igualmente “el excelente desempeño de BPI el año pasado, con un crecimiento del 8% en volumen de negocio y cifras de resultados muy positivas”.

Además, ha puesto en valor que desde que fue adquirido por CaixaBank hace cinco años, ha experimentado un fuerte repunte de la cuota de mercado en los principales productos, ha elevado en más de 16 puntos el porcentaje de clientes digitales y ha mejorado en 11 puntos su ratio de eficiencia, todo ello a la vez que ha mantenido elevada la calidad del crédito y ha sido reconocido como el banco con mejor reputación en Portugal.

Respecto a los retos de 2022, el consejero delegado ha subrayado que “iniciamos el ejercicio con el desafío de consolidar nuestro crecimiento y de seguir apoyando la economía con soluciones y con cercanía a nuestros clientes. Lo hacemos en un entorno que no está exento de dificultades y presenta incertidumbres, en particular tras la invasión de Ucrania”.

El consejero delegado de CaixaBank se ha referido también a la evolución de los tipos de interés, para apuntar que “tenemos la expectativa de que se produzca una subida paulatina. Es imposible anticipar movimientos con certidumbre, pero existen razones para pensar que los tipos negativos quedarán atrás pronto. Una gradual subida de tipos tendrá una traducción muy positiva en nuestra línea de margen de intereses”.

Además, Gortázar ha aseverado que el proceso de integración de Bankia “dejará pronto de ser un factor de esfuerzo, pasando progresivamente a ser un factor de crecimiento, con lo que alcanzaremos el pleno rendimiento comercial”.

Por todo ello, ha considerado que “tenemos confianza en que el futuro del proyecto es prometedor y que CaixaBank cuenta con capacidades para navegar con éxito ante múltiples escenarios”.

“El foco de CaixaBank está totalmente puesto en el cliente. Vivimos por y para nuestros clientes”, ha asegurado, y ha añadido que “todos nuestros esfuerzos, desde el primer al último empleado, deben estar puestos en desarrollar propuestas útiles y atractivas, y en mejorar nuestro servicio para ofrecer siempre una mayor calidad”.

Así, ha indicado, “estamos en una posición de definir cómo será el rumbo y la velocidad de la entidad en los próximos años, teniendo ya en cuenta la nueva dimensión y las nuevas capacidades del grupo”.

Mostrar más
Botón volver arriba