Tecnología

Europa tiene un problema con su dependencia del GNL ruso. Su salvador interesado: Estados Unidos

Europa tiene un problema con su dependencia del GNL ruso. Su salvador interesado: Estados Unidos

El gas natural licuado de Estados Unidos ya ha llegado a Alemania. El Maria Energy ha llegado al puerto de Wilhelmshaven. Y es el primero de muchos buques metaneros que de manera regular harán el trayecto de Estados Unidos al centro de Europa.

Es un desembarco muy simbólico, pues se trata de la primera piedra que marca el inicio de la relación directa entre las dos potencias económicas. Es el principio del fin de la relación rusa-alemana con el gas. Y el inicio de una nueva etapa de relaciones transoceánicas.


Un puerto de urgencia para huir del gas ruso. Alemania ha construido el puerto de Wilhelmshaven en 194 días. Esta nueva terminal ha sido diseñada específicamente para recibir buques metaneros de países como Estados Unidos o Qatar.

Alemania ha cumplido los plazos a rajatabla. Se esperaba que para este enero estuviera operativa y no ha pasado ni una semana de 2023 que ya han llegado los primeros barcos. El Maria Energy ha sido recibido con todos los honores, aunque también han habido críticas de grupos ecologistas que están en contra de importar este tipo de combustibles fósiles.

Los buques metaneros ya llegan directamente a Alemania. El canciller Olaf Scholz inauguró la terminal a mediados de diciembre con la llegada del Höegh Esperanza, un barco de 300 metros especializado en convertir el GNL en gas, con una capacidad de regasificación de 5 bcm al año. En el caso del Maria Energy, tenemos un barco cargado con 170.000 metros cúbicos de GNL, suficiente para abastecer a unos 50.000 hogares alemanes durante un año.

Es solo la primera piedra. Hay que decir adiós a Rusia como sea. La fecha es que para el verano de 2024 no haya un solo flujo de gas ruso que llegue a Alemania. Para ello con un solo puerto no sirve. Pero Alemania está construyendo varias terminales. A principios de este 2023 debería entrar en funcionamiento Brunsbüttel y para finales de 2023 se espera que terminen los proyectos de Stade y Lubmin.

Estados Unidos ya es líder mundial en exportaciones de gas. En contraposición con Rusia, Estados Unidos se presenta como el mejor aliado de Europa en materia energética. Lo que se deja de importar por un lado, se hace ahora por el otro. Del cierre de los grandes gasoductos hemos pasado a la creación de nuevas líneas regulares por el océano Atlántico que envían el GNL a través de buques metaneros.

Las exportaciones de gas de Estados Unidos están batiendo récords, tal es así que ya exportan más de 60.000 bcm. Para hacernos una idea, antes de 2015 sus exportaciones eran prácticamente nulas. Y ahora han igualado a Qatar como el mayor exportador de gas a nivel mundial.

Imagen | kees torn


La noticia

Europa tiene un problema con su dependencia del GNL ruso. Su salvador interesado: Estados Unidos

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Enrique Pérez

.

Mostrar más
Botón volver arriba