Deportes

El vestuario se mentaliza de que la lucha por el play-off será “hasta la última jornada”

El guion marcado por Ziganda exige mirar solo al siguiente rival. Así se expresa el técnico cada vez que tiene ocasión cuando le preguntan por los objetivos ambiciosos del equipo. Pero a tres jornadas del final del campeonato parece imposible no mirar más allá del domingo. El oviedismo hace sus cábalas, estudia sus partidos y los de los rivales, y en el vestuario azul sucede algo similar. Y la conclusión en todos los casos es similar: al Oviedo le tocará pelear por el play-off hasta el final.

“Esta temporada estamos ante uno de los play-offs más caros de los últimos años y creo que hasta la última jornada no se va a decidir nada. Sabemos de la dificultad que tiene estar entre los seis primeros, pero estamos preparados para luchar para ello”, señala Viti, uno de los indiscutibles en los planes de Ziganda.

Vita razona que ”si conseguimos ganar al Zaragoza, no es malo el empate en Málaga. Creo que la gente valora que estemos ahí en sexta posición, porque al principio de año nadie contaba con nosotros y estamos haciendo muy buena temporada en líneas generales”.

El empate en Málaga es un punto que puede venir muy bien al final del curso, pero en el momento supone comprimir aún más las cosas en la pelea por las últimas plazas de play-off. Los triunfos de Las Palmas (1-0 al Mirandés) y de la Ponfe (3-1 frente al Burgos), deja a los rivales más cerca: los de Bolo están a un punto del Oviedo y los canarios a 3. Los azules le ganan el golaverage a la Ponfe y están pendientes de jugar en el estadio de Gran Canaria en un par de semanas. Todavía quedan muchas cosas en juego.

Más aún cuando el resultado del Girona en el partido que cerraba la jornada hace que las cosas estén aún más apretadas. El 0-1 del Tenerife en Montilivi deja a los de Ramis con pie y medio en el play-off y complica el futuro de los de Míchel, que parecía seguro en la promoción. Ahora, los catalanes se mantienen con 64 puntos, quintos, en idéntica situación que el Oviedo aunque con mejor saldo particular de goles. El Girona, visto lo visto, también entra en la ecuación.

Pero el vestuario se centra en sacar el siguiente partido liguero, el que le enfrenta el lunes, a la 21.00 horas, en el Carlos Tartiere a un Zaragoza con la salvación virtual en el bolsillo. Llegará el Oviedo a la cita sabiendo qué han hecho los rivales directos, lo que puede suponer un arma de doble filo: en el caso de que los enemigos tropiecen, será un importante empujón anímico; pero si ganan, se convertirá en mayores dosis de presión para los azules.

Ayuda del filial

De cara a la recta final del campeonato, Ziganda quiere tener el mayor número de efectivos posible y solo cuenta en estos momentos con Lucas Ahijado en el parte de lesiones. Para evitar mayor problemas, Ziganda ha decidido tirar de los chicos del filial para completar los entrenamientos. Javi Moreno, Mángel, Joselu, Yayo y Álex Cardero trabajaron el lunes con el primer equipo y están disponibles para lo que el Cuco necesite.

El Vetusta cerró hace un par de semanas su temporada de forma redonda, con el ascenso a Segunda RFEF tras proclamarse campeón de su grupo. Tan solo ha estado una temporada en Tercera.

 

Mostrar más
Botón volver arriba