Viajes

El río subterráneo navegable más largo de Europa está en España: precio y actividades que se pueden hacer

El río subterráneo navegable más largo de Europa está en España. En concreto, en la Vall d’Uixó, un encantador municipio en la provincia de Castellón. Hablamos de una joya natural única: las Cuevas de San José (Coves de Sant Josep en valenciano).

Este espectacular paraje alberga el río subterráneo navegable más largo de Europa, permitiendo a los visitantes explorar las profundidades de la Sierra de Espadán a través de un camino trazado por el agua durante milenios.

Un enclave natural único y prehistórico

Las Coves de Sant Josep no solo ofrecen un paisaje subterráneo privilegiado, sino que también son un enclave cultural significativo. A la entrada de la cueva, como informan en la web de Turismo de Vall d’Uixó, se pueden admirar singulares pinturas y grabados prehistóricos que datan de más de 15.000 años, pertenecientes al Paleolítico Superior. El área circundante incluye el Poblado Ibérico de Sant Josep, un yacimiento arqueológico visitable ubicado en lo alto de la colina junto a la ermita barroca de la Sagrada Familia.

Para adentrarse en este misterioso mundo subterráneo, los visitantes pueden disfrutar de un paseo en barca de 800 metros y una caminata de 250 metros por una galería seca. La experiencia, guiada por un barquero experto, tiene una duración aproximada de 45 minutos y se puede realizar durante todo el año gracias a la temperatura constante de 20ºC dentro de la cueva. El precio de la visita oscila entre los seis y los 14 euros por persona según la edad.

EspeleoKayak: una aventura única en kayak

Pero la exploración no se detiene ahí. Para aquellos que buscan una experiencia más pausada y única, Viunatura, una empresa de turismo activo de la provincia de Castellón, ofrece la actividad de espeleokayak. Esta aventura combina la observación de formaciones kársticas en el interior de la cueva con la emoción de la navegación en kayak.

Diferente de la visita tradicional en barco, la experiencia en kayak dura aproximadamente 2 horas y permite explorar todas las galerías del tramo visitable del río subterráneo. Guiados por profesionales, los grupos reducidos de unas 16 personas pueden disfrutar de las aguas cristalinas y las formaciones geológicas únicas. No se requiere experiencia previa en kayak, ya que se ofrece una explicación práctica antes de la actividad. El precio es de 40 euros por persona.

Singin’ in the Cave: una experiencia musical increíble

Pero Vall d’Uixó no solo ofrece maravillas naturales, sino también eventos culturales únicos. Singin’ in the Cave es un proyecto anual que transforma las Coves de Sant Josep en un escenario inigualable para conciertos acústicos dentro de la cueva.

Los músicos interpretan en directo, sin amplificadores, desde una barca en uno de los lagos más hermosos de la cueva, la Sala de los Murciélagos. La resonancia única de la sala hace de estos conciertos una experiencia inolvidable.

Después, los músicos y el público continúan el concierto en el embarcadero, esta vez con sonido amplificado pero aún dentro de la cueva, creando una atmósfera mágica que combina la música con un patrimonio subterráneo único en el mundo. De momento, las tres actuaciones previstas para marzo y abril están todos los billetes agotados.

Vall d’Uixó más allá de las Cuevas de San José

Vall d’Uixó ofrece mucho más que solo las Coves de Sant Josep. Por ejemplo, para los amantes de la observación de aves, el birdwatching en el Paraje de Sant Josep es una emocionante actividad donde se pueden avistar aves rapaces como el halcón peregrino, el águila perdicera y el cernícalo vulgar.

Para aquellos interesados en la historia, el yacimiento arqueológico de Sant Josep, declarado Bien de Interés Cultural, ofrece la oportunidad de viajar en el tiempo al siglo VI a.C. y explorar las diferentes etapas de ocupación, desde la época ibérica hasta la medieval. Tiene un precio de acceso de 3 euros por persona.

Además, la Vall d’Uixó cuenta con una red de senderos, como la ruta PR-V-164 y la PR-V-241, que permiten descubrir torres musulmanas, fuentes singulares, y otros vestigios históricos y naturales.

El municipio también alberga joyas como el Palau de Vivel, un palacio con historia que ha sido testigo de diferentes eventos a lo largo de los años, desde residencia de verano hasta hospital de sangre durante la Guerra Civil.

Cómo llegar a la Vall d’Uixó

Llegar en coche a la Vall d’Uixó es muy sencillo. La ciudad está conectada con el centro del país por la A-3 y con la red mediterránea por la A-7 y a la ahora gratuita AP-7. La distancia desde Madrid al municipio castellonense por carretera es de 392.8 km. Desde Barcelona la distancia por carretera es de 310 km, mientras que desde Valencia es de 48 km.

Si se quiere viajar en tren, la Vall d’Uixó no cuenta con estación, pero sí disponen de ella poblaciones cercanas como Nules, Xilxes y Moncofa (8 km). Existe la posibilidad de llegar a Castellón o Valencia en AVE, AVLO o Ouigo y utilizar un cercanías para llegar a las poblaciones más cercanas: Moncofa, Xilxes o Nules.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba