Viajes

El remoto pueblo de aire medieval y calles empedradas en plena sierra de Burgos

España cuenta con tantos pueblos con encanto que cuando planeamos una escapada, no es extraño que nos cueste elegir. Si entre tanta oferta rural te apetece descubrir un rincón casi «secreto» fuera de las rutas clásicas, Pineda de la Sierra te sorprenderá. Rodeado de montañas y de extensos bosques de hayas, pinos y robles, en este pueblo de la provincia de Burgos te oxigenarás de tal manera que volverás a tu rutina como nuevo.

Qué ver en Pineda de la Sierra

Lo primero que te sorprenderá, después de observar la calma que aquí se respira, es la armonía arquitectónica de esta localidad que apenas tiene 90 habitantes. Pinilla de la Sierra cuenta con un patrimonio arquitectónico perfectamente conservado que le ha valido ser declarado Conjunto Histórico. Recorriendo las calles empedradas encontrarás numerosas casonas y fachadas blasonadas que reflejan el esplendor que se vivió desde la Edad Media al ser un importante centro ganadero.

Y si eres amante del arte, te encantará descubrir que este pequeño pueblo forma parte de la ruta del Románico de la Sierra de la Demanda, con una de las galerías porticadas más relevantes de toda zona. Se encuentra en la iglesia de San Esteban Protomártir (del siglo XII) y cuenta con 11 arcos sobre columnas dobles con capiteles vegetales.

Camino Natural Vía Verde de la Sierra de la Demanda

El pueblo es un excelente punto de partida para realizar excursiones a las sierras de la Demanda y Mencilla. Pero además, la Vía Verde de la Demanda atraviesa Pineda de la Sierra y se puede hacer a pie, en bicicleta o incluso a caballo. Podéis aprovechar para realizar algún tramo de esta bonita ruta que discurre entre bosques de paisajes impresionantes y que sigue la estela de un misterioso ferrocarril minero.

Las visitas más interesantes cerca de Pineda de la Sierra

Además de realizar actividades de naturaleza, también te recomendamos acercarte hasta Atapuerca, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del mundo, y que se encuentra a tan solo 37 kilómetros de esta localidad.

La visita a Pineda de la Sierra es también la excusa perfecta para hacer una pequeña ruta por otros templos destacados del románico de la Sierra de la Demanda, entre los que están la iglesia de San Martín de Tours (en Vizcaínos de la Sierra), la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (en Jaramillo de la Fuente), la iglesia de San Quirico y Santa Julita (en Tolbaños de Abajo) o la ermita de San Cosme y San Damián (en Barbadillos de Herreros).

Apúntate a nuestra Newsletter de Viajes y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba