Viajes

El pueblo que pertenece a Burgos aunque está dentro del País Vasco: así es el curioso caso de Treviño

¿Burgos o Álava? El curioso Condado de Treviño se encuentra rodeado de tierras del País Vasco, pero oficialmente pertenece a Castilla y León. Situado a 100 kilómetros de Burgos y a tan solo 20 de Vitoria, este territorio ha estado en disputa desde siglos atrás, incluso en la actualidad, aún se debate su pertenencia a una u otra Comunidad.

La historia del pueblo

Las tierras donde hoy encontramos el Condado de Treviño fueron hogar de celtas, romanos y árabes, y ya durante la Edad Media fueron frecuentes los enfrentamientos por su control entre los reinos de Navarra y Castilla, aunque en esos momentos pertenecía al primero.

En el siglo XII, el Reino de Castilla empezaba a imponer su hegemonía en la península, con lo que en 1161 el rey Sancho VI de Navarra fundó la Villa de Treviño para así consolidar su poder en el territorio. Sin embargo, en el 1200, al igual que Álava y Guipúzcoa, acabó anexionándose al reino castellano.

Después de siglos de historia (por ejemplo, en 1453 es cuando se convierte en condado de forma definitiva), llegamos hasta 1833 para entender la curiosa situación geográfica de Treviño. Es en este año cuando Javier de Burgos, ministro de la regente María Cristina, elaboró una división de España por provincias.

Con esta reordenación del territorio español, el Condado de Treviño fue adscrito a Burgos. La justificación era que el condado no participaba de los Fueros alaveses, de modo que se dio más importancia a la cuestión jurídica que a la geográfica.

Pero aún a día de hoy, este asunto sigue generando disputa entre la población de Treviño, ya que hay quienes abogan por la incorporación a la provincia vasca de Álava.

Arte y naturaleza

Más allá de su interesante historia, Treviño cuenta con un rico legado artístico y una naturaleza digna de admirar y disfrutar. De esta manera, el pueblo de Treviño, capital del condado, goza de un trazado medieval lleno de edificaciones de arquitectura civil como el palacio de los Condes de Treviño, el actual Ayuntamiento y el Palacio de los Izquierdo.

Uno puede perderse entre sus calles estrechas y descubrir pequeñas plazas y jardines por el camino. De índole religiosa, destacan la Parroquia de San Pedro Apóstol y la ermita de San Juan Bautista. Sin olvidar el bonito puente gótico sobre el río Ayuda.

Además, por la zona se pueden realizar excursiones y adentrarse en la naturaleza de parajes tan impresionantes como el desfiladero del río Ayuda, los hayedos de Bajauri y los montes Busto y Zaldiaran.

Dónde comer y alojarse en Treviño

Una pieza clave en Treviño es su gastronomía, así que una buena opción para degustar ricos platos es el restaurante Urgora con sus menús elaborados con productos de kilómetro 0. Y es que el pasado año fue nombrado ‘Traveller Choice por TripAdvisor’.

Por otro lado, nada mejor que alojarse en una casa u hotel rural para vivir al máximo la experiencia en Treviño. Por ejemplo, Casa Doroño cuenta con una puntación de 9,4 gracias a su situación en plena naturaleza que promete paz y tranquilidad.

Cómo llegar a Treviño

El trayecto de Burgos a Treviño dura una hora por la AP-1, mientras que es de tan solo 32 minutos desde Vitoria por la A-1. Desde otras ciudades como Logroño el recorrido es de 50 minutos por la AP-68.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba