Viajes

El pueblo con el nombre más corto de España que se encuentra en Euskadi: solo contiene dos letras

Los nombres de numerosos municipios de España destacan por su originalidad sonora, su origen o su significado. Y en el caso de Ea, una pequeña localidad costera de la provincia de Bizcaia, en el País Vasco, su originalidad es que solo necesita dos vocales para identificarse. Ea es un lugar lleno de encanto, historia y naturaleza, que sorprende a los visitantes por su singularidad y su belleza tranquila.

Ea tiene su origen en el río que lo atraviesa, que también se llama así. El pueblo se formó a partir de la unión de varias parroquias que se asentaron a ambos lados de la ría, y no fue reconocido como municipio hasta el siglo XIX. Hoy en día, Ea tiene poco más de 820 habitantes, que se reparten entre el núcleo principal y los barrios de Bedarona, Natxitua y el propio Ea.

Características de Ea

El pueblo de Ea, a unos 50 kilómetros de Bilbao, se caracteriza por su ambiente marinero y su arquitectura tradicional, con casas de piedra y madera que se alinean a lo largo de la calle principal, que sigue el curso del río.

Hay cuatro puentes que conectan los dos lados del pueblo, pero uno de ellos, llamado ‘puente romano’ es uno de los símbolos del pueblo, presente en su escudo, y desde el que se puede disfrutar de una bonita vista de la ría y del puerto. El puerto es otro de los atractivos de Ea, ya que conserva el sabor de los antiguos pueblos pesqueros, con sus barcas y sus redes. La gastronomía y las recetas de pescado fresco son uno de los fuertes alicientes para conocer y visitar Ea.

También cuenta con una playa, que cambia según las mareas. Con marea baja, el agua se retira y deja al descubierto un amplio arenal, ideal para el baño y el paseo. Con marea alta, el agua cubre la arena y se acerca al pueblo, creando un paisaje diferente. Además de la playa, Ea ofrece otras opciones para los amantes de la naturaleza. Se puede hacer una ruta a pie hasta el mirador de la Atalaya, desde donde se contempla una impresionante panorámica de la costa vizcaína, con el mar Cantábrico rompiendo contra las rocas. También se puede visitar la ermita de la Concepción (Talako Ama en euskera), el molino o la ferrería, declarados monumentos de interés cultural.

Ea es, sin duda, un pueblo que merece la pena conocer y visitar. Es el pueblo con el nombre más corto de la península en España, y también uno de los más bonitos y singulares.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba