Salud

El peligro que corres si compartes cepillo de dientes con tu pareja

Cuando vivimos en pareja, sobre todo al principio de las relaciones, tendemos a compartirlo todo. En principio no hay problema para hacerlo, aunque hay algunas cosas que no se deben hacer bajo ningún concepto.

Es el caso de los cepillos de dientes. Según el doctor Khaled Kasem, en declaraciones recogidas por el Mirror, podrías estar exponiendo tus dientes y encías a «una gran cantidad de cosas desagradables» al compartir un cepillo de dientes incluso una sola vez, especialmente si tu pareja no es tan cuidadosa con el cepillado como tú.

El doctor, que es el ortodoncista jefe de la cadena de ortodoncia europea Impress, sugiere que siempre uses tu propio cepillo de dientes, aunque eso signifique tener uno en cada bolso que tengas para que nunca lo olvides.

Explicó que la mezcla de bacterias en la boca es «única» para cada uno, por lo que mezclarla con las bacterias de otra persona usando su cepillo de dientes no es una buena idea, ya que algunas bacterias de su boca podrían causar un «daño grave» cuando se propagan a tu cavidad bucal.

«Cuando usas el cepillo de dientes de otra persona, estás exponiendo tu boca a nuevas bacterias que podrían no reaccionar bien con las bacterias existentes», dice Kasem.

Hasta 700 especies diferentes de bacterias pueden vivir en nuestra boca al mismo tiempo

«Hasta 700 especies diferentes de bacterias pueden vivir en nuestra boca al mismo tiempo y, aunque la mayoría son buenas para nosotros, hay algunas que podrían causar daños graves», prosigue.

«Las más dañinas, asociados con la caries dental y la enfermedad de las encías, son la Streptococcus mutans, Porphyromonas gingivalis y Treponema denticola, todas las cuales viven en los cepillos de dientes, y corres más riesgo si compartes», dice.

Si no te queda otra, al menos debes esperar a que el cepillo ajeno esté seco: «Lo más probable es que uses el cepillo de dientes de su pareja inmediatamente después de ellos, ¡pero eso es lo peor que puedes hacer! Si insistes en usar el cepillo de dientes de tu pareja, al menos asegúrate de que esté seco primero, ya que esto supondrá que la mayoría de las bacterias morirán antes de que lo uses».

«Siempre es mejor salir y comprar tu propio cepillo de dientes que arriesgarse; después de todo, deberías cambiar su cepillo de dientes cada tres meses de todos modos, para que el nuevo no se desperdicie», concluye.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba