Economía

El Corte Inglés demolerá su emblemático centro comercial de Méndez Álvaro y construirá dos torres de oficinas

El Corte Inglés derribará su emblemático centro comercial ubicado en la calle Retama 8, en la zona Méndez Álvaro (Arganzuela), para construir dos torres de oficinas de 27 plantas y una gran zona verde.

Según ha confirmado 20minutos, la empresa que preside Marta Álvarez cuenta para llevar a buen puerto la iniciativa con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid, que el pasado 28 de julio aprobó de forma inicial en Junta de Gobierno la modificación del Plan General para crear el Área de Planeamiento Específico (APE) Nuevo Sur Méndez Álvaro, lo que supone el primer paso para la ordenación del ámbito y del proyecto.

En principio, la parcela de 11.811 metros cuadrados propiedad de la compañía y que tiene un uso terciario pasará a albergar espacios de oficinas que ocuparán 3.311 m2 de terreno con una superficie edificable de 51.776 m2 distribuidos en 27 plantas.

El resto de la parcela, unos 8.500 m2,se destinará a dotaciones públicas y zonas verdes. No obstante, fuentes municipales precisan a este medio que a la iniciativa de Retama 8 aún le queda tiempo y fases en las que se irá concretando con más precisión el proyecto definitivo.

Un beneficio mutuo

La operación beneficia a ambas partes. Por un lado, El Corte Inglés encuentra una solución para el inmueble inaugurado en 1992, sobre el que pesa desde 2019 una orden de derribo parcial decretada por el Tribunal Supremo por construir más metros edificables de los permitidos con el visto bueno del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, en un caso que se remonta a 2012 y que afecta también a los centros de Serrano 47 y Campo de las Naciones.

Además, este proyecto permite a la compañía seguir con el proceso de reorganización de sus activos inmobiliarios, que ha consistido en transformar en hoteles o poner a la venta los centros comerciales menos rentables o las tiendas más pequeñas. Era el caso del inmueble de Méndez Álvaro, cuyas ventas habían descendido en los últimos tiempos.

El Consistorio, por su parte, obtiene una parcela de grandes dimensiones que servirá para poder «corregir el déficit de dotaciones locales en el entorno», señalan desde Cibeles, y a su vez facilita la implantación en la zona de «una actividad económica más acorde con las demandas actuales». No en vano, este ámbito ha sido objeto de una importante transformación en los últimos años debido a la proliferación de los edificios destinados a oficinas. Grandes compañías como Repsol, Mahou-San Miguel o Amazon tiene una fuerte presencia en la zona.

Mostrar más
Botón volver arriba