Economía

El Bitcoin se desploma y confirma la caída generalizada de las criptomonedas: «Es un experimento social inacabado»

El Bitcoin, la moneda virtual más famosa del mundo, ha sido este lunes la gran protagonista del mercado, y no precisamente por una noticia positiva. La referencia de la tecnología de criptodivisas registró hoy un valor inferior a los 24.000 dólares en las operaciones matinales, su valor más bajo desde diciembre del año 2020. Un descenso que podría ser mayor en los próximos meses, poniendo de nuevo al borde del abismo a esta tecnología financiera.

El desplome del valor de esta moneda en la mañana de este lunes, superior al 10%, ha vuelto a poner en alerta a los inversores de un sistema que ya sufrió un duro golpe el pasado mes de marzo, con la caída de TerraUSD y de Luna, otras dos monedas virtuales algo menos consolidadas en el mercado de valores.

Aunque esto pueda tener una relación directa con una serie de factores internacionales que están afectando al conjunto de la economía mundial, como la pandemia de Covid-19 o la invasión de Ucrania, esta caída supone un descenso de su valor que la lleva a estar actualmente un 65% por debajo de su máximo histórico alcanzado en noviembre de 2021 (69.000 dólares). Datos realmente alarmantes.

¿Por qué se ha producido esta dura bajada?

El Bitcoin -como todas las criptomonedas– es uno de los principales activos de riesgo del mercado, es decir, aquellos cuyos valores son más volátiles, dada la cantidad de factores que pueden provocar variaciones en su valor en porcentajes tan altos como los que se han visto este lunes. Estos activos de riesgo sufren especialmente en situaciones económicas adversas, como las que se dan hoy en día en el contexto mundial.

«El mercado financiero está sufriendo. Este se mueve por expectativas, y los datos de inflación de mercados como el americano (del 8,6%, el más alto en los últimos 40 años) ha sido mayor de lo esperado. Así, los inversores prefieren moverse ahora por activos de menos riesgo, como el oro», explican a 20Minutos desde el departamento de asesoría fiscal de LABE abogados.

Esta inflación, que también afecta a España, ha obligado a la Reserva Federal (el organismo regulador de la economía americana) a subir los tipos de interés, acabando con las posibilidades de una «relajación de la política monetaria». De esta manera, los inversores han llevado a cabo una venta agresiva que ha provocado la bajada del valor del Bitcoin por debajo de los 24.000 dólares, muy alejado de los cerca de 30.000 en los que se había estabilizado un descenso progresivo a lo largo de los últimos meses.

¿Es normal un descenso de esta intensidad?

Dadas unas circunstancias que han hecho bajar a los grandes índices económicos mundiales, esta caída del valor de la moneda virtual referencia podría considerarse lógica. Los expertos de LABE abogados señalan que esto se da principalmente porque «es un activo muy difícil de valorar», porque «no existen métricas que permitan dar a Bitcoin un valor intrínseco, ya que no genera unos beneficios como sí hace una empresa». A estos factores se uniría también el hecho de que es «un bien muy disruptivo», una de las claves que definen su volatilidad.

El desconocimiento generalizado ha hecho que esta tecnología basada en el Blockchain (cadenas de bloques) genere en torno a ella un ambiente de «mucha especulación», derivando esto en «subidas brutales y también bajadas muy abruptas», indican estos expertos.

Por otro lado, la pérdida de valor registrada este lunes no se acerca ni mucho menos al récord de bajada esta moneda, que ha llegado a tener ciclos con caídas del 90% en pocas semanas o meses, antes de alcanzar su máximo pico de valor marcado en 69.000 dólares.

¿Qué implica la caída de esta referencia para el sector?

En el ecosistema de las monedas virtuales conviven actualmente unas 20.000 diferentes, sin embargo, la referencia de todas ellas es el Bitcoin, por ello su caída ha hecho tambalear a todo un sector que se ha convertido en los últimos años en la esperanza del sistema financiero del futuro. «Cada ciclo alcista del Bitcoin que acaba con un desplome se lleva a la gran mayoría de ‘altcoins’ (de alternative coins en inglés, término que designa a todas las monedas que no son Bitcoin) por delante», señalan desde LABE abogados.

«La mayoría de ‘altcoins’ que reinaban en el mercado de valores junto con el Bitcoin entre 2013 y 2017 ya no existen o se encuentran en valores muy cercanos a cero«, explican. «Solo Ethereum ha conseguido sobrevivir a estos ciclos bajistas de Bitcoin». Esto afecta principalmente a la confianza que genera esta tecnología, clave para su implantación sólida.

El desplome de Bitcoin ante la inflación, toda una paradoja

En su concepción inicial, esta moneda virtual aparecía como una tecnología capaz de terminar con uno de los problemas principales de la economía sostenida en las divisas más fuertes de la economía global -principalmente el euro y el dólar-, la propia inflación que ahora ha provocado su caída. Esta idea inicial se estableció con base en que, pese a ser virtuales, existe una cantidad limitada de Bitcoins, es decir, una característica que lo convierte en un elemento muy similar al activo de depósito de valor estable por excelencia, el oro.

Hay que tener en cuenta que Bitcoin es un experimento social inacabado

«Bitcoin comparte las mismas características, incluso mejoradas, que el oro», señalan los expertos en finanzas consultados, no obstante, «en los últimos dos años el rendimiento de Bitcoin ha sido prácticamente calcado al del Nasdaq (uno de los índices fundamentales de la economía estadounidense, que a su vez es la economía referencia a nivel mundial)», demostrando que esta moneda no es tan independiente del sistema financiero tradicional como se esperaba. «Pero existen razones para pensar que esto no va a ser siempre así», señalan.

Pese a las esperanzas de muchos inversores en esta capacidad del Bitcoin, el hecho de que no la haya demostrado aún, provoca a su vez una falta de confianza de los inversores. Y precisamente esta, la confianza en el sistema, es el pilar fundamental de todo sistema financiero.

¿Esta caída ha minado la proyección del Bitcoin?

«El Bitcoin ahora es el mismo que hace seis meses, cuando estaba en 69.000 dólares. Es un activo muy nuevo, y es cierto que esa volatilidad puede generar desconfianza en la gente que se plantea utilizarlo como dinero», analizan los expertos en criptodivisas preguntados. «Pero hay que tener en cuenta que Bitcoin es un experimento social inacabado«, señalan. «Cuando tenga mayor capitalización y sea mucho más estable a los cambios económicos, el mundo podría plantearse un sistema financiero basado en el patrón Bitcoin«, sentencian.

En todo caso, estas aspiraciones apuntan al largo plazo, pues es posible -y probable dada la situación macroeconómica- que el valor del Bitcoin siga bajando hasta «puntos insospechados», como ya ha sucedido en anteriores ciclos. En caso de que se dieran esos acontecimientos, se establecería lo que se denomina un ‘criptoinvierno‘, un periodo en el que el Bitcoin pase desapercibido antes de comenzar un nuevo ciclo, o no, es algo «que nadie puede saber».

¿Un estallido similar al de la ‘burbuja de las puntocom’?

«Con el estallido de la ‘burbuja de la puntocom’ muchas empresas quebraron, pero Microsoft, por ejemplo, ha sobrevivido y no solo eso, ha aumentado su valor«, comparan desde el departamento de asesoría fiscal de LABE abogados.

«Es un ejemplo parecido, son tecnologías que la gente no entiende bien, y atraídos por la promesa de dinero fácil, se dejan dinero que no tienen», explican sobre este boom de la inversión en monedas digitales. «Cuando los activos suben tanto, las altcoins se nutren de ello, muchas fundamentadas en humo y especulación, beneficiándose de esa liquidez. Y cuando ‘la marea baja’ se lleva a muchas de estas altcoins y deja a las que de verdad aportan algo», finaliza.

Mostrar más
Botón volver arriba