Viajes

Diez secretos y lugares escondidos de Madrid que seguramente no conoces y te van a sorprender

La capital y la Comunidad de Madrid ofrecen un ramillete de atractivos turísticos para todo tipo de visitantes. La Gran Vía, la Plaza Mayor, el Museo del Prado, el Retiro o el histórico barrio de los Austrias son algunos de los reclamos de la capital; en la Comunidad, San Lorenzo de El Escorial y Alcalá de Henares se consideran visitas obligadas.

Tanto la capital como su región esconden lugares que pueden pasar desapercibidos y que merece la pena visitar. Sitios turísticos con secretos que muchos desconocen y que les pueden sorprender.

1. La historia de la calle del Codo

La calle del Codo, situada cerca de la calle Mayor de la capital, tiene una curiosa historia y está relacionada con uno de los dramaturgos más destacados de la literatura española, Francisco Quevedo.

El autor tenía la costumbre de orinar siempre en esta calle y en el mismo portal. Hasta que un día un vecino se cansó de la situación y decidió pintar una cruz con un mensaje: «No se mea donde hay una cruz». No obstante, Quevedo contestó: «No se coloca una cruz donde se mea».

2. Jardín secreto en La Latina

Son muy pocos los que conocen este pequeño rincón situado al final de la Plaza de la Paja, en la zona de los Austrias. Se trata del Jardín del Príncipe de Anglona y constituye una de las escasas muestras de jardines nobiliarios del siglo XVIII.

3. Estatua de la chica en Malasaña

Seguro que muchos turistas han pasado por delante de esta estatua, pero muy pocos conocerán la historia de Julia, como se conoce la estatua de esta joven en la calle del Pez. Según cuenta la historia, Julia se vestía como un chico para poder acudir a sus clases en la universidad, ya que por entonces las mujeres tenían prohibido el acceso.

4. El Retiro fue una fortaleza militar

Lo que conocemos actualmente como el Retiro, el corazón verde de la capital, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco, fue una fortaleza militar durante la Guerra de la Independencia.

Cuando a principios del siglo XIX los franceses entraron a España para hacerse con el control de la Península Ibérica se hicieron con el control de este parque. Podaron decenas de árboles para encender sus hogueras y destruyeron edificaciones como el Palacio del Buen Retiro o la Fábrica de Porcelana.

El Retiro pasó de ser un parque a una pequeña ciudad fortificada, algo similar a un búnker. El centro del parque se situaba donde está ahora mismo la Fuente del Ángel Caído.

5. Casa Gallardo

Es una de las obras del modernismo que, a día de hoy, se siguen manteniendo. Se encuentra al principio de la calle de Ferraz, haciendo esquina con la Plaza de España. El edificio fue construido por el arquitecto Federico Arias Rey en el año 1911 y en el año 1997 fue declarado Bien de Interés Cultural.

6. Yacimiento romano de Complutum

Fuera de la capital, concretamente en Alcalá de Henares, encontramos yacimientos arqueológicos romanos de alto valor turístico. Este se denomina Complutum, que procede de latín «compluere» y significa confluir. De ahí viene el nombre de la universidad Complutense.

La ciudad romana de Complutum fue el origen de la actual Alcalá de Henares, ciudad Patrimonio de la Humanidad desde 1998 y Bien de Interés Cultural de la Comunidad de Madrid desde 1992. El yacimiento de Complutum lleva a cabo un completo programa de actividades para el que incluye desde visitas guiadas, visitas teatralizadas, exposiciones y talleres para toda la familia.

7. Torre flotando en Manzanares

La imagen parece sacada de un cuento, pero lo cierto es que está en la región de Madrid, exactamente en el embalse de Manzanares el Real, también conocido embalse de Santillana.

La torre fue construida en el año 1907 por orden del marqués de Santillana y en el mismo año el rey Alfonso XIII inauguró el embalse. Cuando años después el Canal de Isabel II se hizo cargo del embalse, se levantó una nueva presa y la construcción original quedó sepultada por el agua, salvándose únicamente la torre del marqués, que quedó como flotando en el agua.

8. Cementerio británico

Este recinto se construyó en el año 1854 en Carabanchel por un grupo de británicos que estaban residiendo por entonces en Madrid. Lo crearon para enterrar a los británicos que no eran católicos y que no eran admitidos en otro cementerio.

Con el tiempo se empezó a dar sepultura también a no británicos, lo que explica la gran variedad de nacionalidades en las lápidas. El cementerio cuenta hoy en día con casi 600 tumbas.

9. Pájaros dentro del caballo de Felipe III

La Plaza Mayor de la capital tiene muchas historias y una tiene que ver con los pájaros y con la estatua ecuestre de Felipe III que está situada en su centro. El caballo de la estatua está hueco por dentro, y su boca abierta invitaba a entrar a los pájaros, que luego no podían salir.

Con los sentimientos antimonárquicos de 1931 y la llegada de la II República, jóvenes radicales colocaron un artefacto explosivo en la estatua, que al explosionar sembró la plaza de huesecillos de los cadáveres de pájaros que había en su interior, descubriéndose así el cementerio de aves que albergaba. Cuando se repuso la estatua se hizo con la boca del caballo cerrada para salvaguardar a los ingenuos pajarillos.

10. Iglesia debajo de la M-30

Madrid está lleno de sorpresas, y una es la capilla escondida bajo la carretera M-30. Esta iglesia consagrada a Santo Domingo de la Calzada se sitúa en la zona de Puerta del Hierro, cerca de Ciudad Universitaria. Esta se construyó en 1978 en un túnel de 35 metros de largo.

Apúntate a nuestra Newsletter de Viajes y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

]]>

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba