Sin categoriaVivienda

Cómo aislar una pared de casa del frío de forma casera para ahorrar en calefacción

20minutos  NOTICIA06.02.2023 – 07:17h

Ante el descenso generalizado de las temperaturas y las heladas de los últimos días, muchos consumidores buscan alternativas para mejorar el aislamiento térmico de su vivienda para no malgastar en el consumo de la calefacción. 

Como detalla la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), un buen aislamiento «reducirá el consumo de energía para climatización», lo que puede suponer un ahorro de hasta 1.000 euros al año para una vivienda estándar de 90 metros cuadrados.

Cómo saber si necesitamos mejorar el aislamiento

Asimismo, la organización recuerda que si la vivienda es de obra nueva cumplirá con los requisitos del Código Técnico de la Edificación vigente, por lo que los «espesores de material aislante serán de 17 centímetros y las ventanas tendrán doble acristalamiento y rotura de puente térmico«.

No obstante, cerca de la mitad de las viviendas en España son anteriores a 1980, y los aislamientos son deficientes si no se han reformado posteriormente. Pero, ¿cómo podemos saber si nuestra casa tiene un buen aislamiento? «El primer indicio te lo va a dar la temperatura dentro de casa: si es demasiado baja en invierno o muy cálida en verano, posiblemente tienes un mal aislamiento», aclara la OCU. 

También se pueden producir condensaciones en las ventanas, humedades o filtraciones de aire, por lo que es conveniente mejorar el aislamiento para evitar la pérdida de energía. 

Aislar las paredes sin que suponga un coste

La instalación de materiales aislantes en las paredes de la vivienda puede suponer una importante inversión de dinero. Sin embargo, existen remedios caseros que puedes aplicar para solucionar el problema a corto plazo. 

Uno de los remedios que proponen los expertos del portal meteorológico Eltiempo.es, consiste en colocar paneles de corcho. «Es un aislante natural que no es tóxico y es fácil de manejar», explican. Así, puedes probar a forrar las paredes de los espacios donde pases más tiempo, como el salón o la habitación, para evitar la pérdida de calor. 

Otra opción menos eficiente, pero que no requiere ningún esfuerzo, es añadir más elementos de decoración. «La pérdida de calor se reducirá sensiblemente». Por ejemplo, colocando estanterías con libros en la pared, añadiendo tapices a la pared o colgando cuadros.

Conforme a los criterios de

Mostrar más
Botón volver arriba