Economía

Colapsa el Silicon Valley Bank y crece el temor a una crisis financiera como la de 2008

En el año 2008 se produjo la última gran crisis económica global: debido al colapso de la burbuja inmobiliaria en los Estados Unidos, tuvo lugar la llamada crisis de las hipotecas subprime.

Los sistemas financieros de todo el mundo se vieron perjudicados y tuvieron consecuencia una profunda crisis de liquidez, y causando, indirectamente, otros fenómenos económicos, como una crisis alimentaria global y una profunda recesión.

Ahora, casi 15 años después, los fantasmas de una grave crisis económica global vuelven a asomar y tienen un origen: el colapso del banco estadounidense Silicon Valley Bank.

El Silicon Valley Bank (SVB), entidad financiera con una importante cartera de clientes entre las startups tecnológicas, fue este viernes intervenido por la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (CFSD) por las dudas sobre su liquidez y solvencia.

El Departamento de Protección Financiera e Innovación de California ha cerrado la entidad y ha nombrado al CFSD como custodio de los depósitos del banco.

Todo empezó cuando la firma había anunciado el pasado miércoles que esperaba registrar pérdidas de unos 1.800 millones de dólares (1.704 millones de euros) en el primer trimestre de 2023, así como su intención de realizar una colocación acelerada de acciones de 1.750 millones de dólares (1.656 millones de euros) para sanear su posición de capital.

Antes incluso de la intervención federal, las autoridades financieras de Estados Unidos se han puesto alerta y han comenzado a observar de cerca el comportamiento de otros bancos. La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, dijo: «Hay desarrollos recientes que afectan a algunos bancos que estoy monitorizando muy de cerca, y cuando los bancos experimentan pérdidas financieras es y debería ser motivo de preocupación».

Todas las alarmas encendidas

Son muchas las alarmas que se han encendido tras el colapso del SVB. Wall Street cerró este viernes en rojo y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, cayó un 1,07%. Además, se ha registrado una subida del 27% del índice de volatilidad VIX, también conocido como ‘el medidor del miedo’ en Wall Street.

El principal temor es que este sea el prólogo de una nueva crisis. No en vano, la del SVB está considerada la mayor quiebra bancaria desde la crisis de 2008 y una de las más importantes en la historia de EE UU.

Estos efectos del seísmo han llegado también a Europa. Este viernes, todos los parqués del viejo continente temblaban ante la caída del SVB. En España, el desplome del SVB afectó en gran medida a la banca, con caídas en el Ibex 35. El Banco Sabadell perdía el 5,11% al cierre del mercado, igual que otros como Bankinter (4,22%); Santander (4,21%); BBVA (3,41%) Unicaja (2,53%); y CaixaBank (1,8%).

Parecidos panoramas se vivieron en Londres, Milán, Frankfurt y París, con los principales bancos en rojo, con caídas como la del HSBC (4,59%), el Finecobank (4,58%), el Deutsche Bank (6,22%) o el Société Générale (4,49%).

Miedo generalizado

En declaraciones a El Mundo, el departamento de Análisis de Bankinter estima que «el problema del caso SVB es que surge el miedo a que los clientes retiren los depósitos, el riesgo de una posible crisis de liquidez y el efecto contagio sobre el sector».

«El episodio del jueves hay que contextualizarlo. SVB es un banco con un perfil muy particular que se dedica a financiar empresas muy jóvenes en EE UU, por tanto empresas que necesitan mucha financiación para ponerse en marcha y que han tenido que hacer frente a una subida muy brusca de los tipos de interés», dijo al mismo medio Antonio Castelo, analista de iBroker.

¿Es contagioso? «En teoría, sí, pero en la práctica hay que tener en cuenta que es algo muy específico de un banco de ese perfil en EE UU. El mercado ahora mismo no está descontando que vaya a darse un cataclismo de la magnitud de la anterior crisis, pero no hay que obviar que el dinero es miedoso y que los inversores pueden tener en un primer momento una reacción como la que vimos el jueves», añade Castelo.

¿Y por qué se ha producido esto? Las agudas subidas de tipos pueden estar detrás. «Aunque parezca un problema acotado, con estas caídas el mercado parece preguntarse si el dolor asociado a la subida tan vertical de tipos acumulada desde 2022 empieza a extenderse desde áreas de mercado más arriesgadas a áreas financieras más tradicionales», dice a El Mundo el equipo de Análisis de Banca March.

Mostrar más
Botón volver arriba