Salud

Cinco especialidades en las que la inteligencia artificial ya ofrece grandes avances

La aplicación de la inteligencia artificial en la medicina es cada vez mayor. La IA posibilita que las máquinas procesen y analicen datos médicos y facilitan la realización de diagnósticos precisos y más rápidos. Además, pueden agilizar los tiempos de investigación para el desarrollo de nuevos fármacos, mejorar la calidad de vida de personas dependientes y mayores o mejorar el seguimiento de pacientes crónicos. Estas son algunas especialidades donde los últimos avances de la IA está ofreciendo resultados revolucionarios.

Dermatología

El cáncer de piel representa en el mundo un tercio de todos los casos diagnosticados de cáncer y la inteligencia artificial (IA) se ha convertido en una poderosa herramienta para su diagnóstico temprano.

Según datos aportados por la Asociación Española de Dermatología y Venereología en la actualidad ya se está utilizando la IA para establecer diagnósticos diferenciales precisos frente a patologías comunes como la psoriasis, la dermatitis atópica o el acné, así como para el desarrollo de protocolos terapéuticos personalizados y la predicción de resultados a medio y largo plazo. También desempeña un papel fundamental para la teledermatología, donde el diagnóstico en remoto se apoya en aplicaciones que permiten el reconocimiento de imágenes.

En dermatología oncológica, la IA contribuye a automatizar el diagnóstico de los tumores cutáneos, ya que permite diferenciar entre lesiones melanocíticas y no melanocíticas, llegando incluso a establecer clasificaciones más precisas, dentro de estos dos grandes grupos tumorales.

Ello supone una ventaja para el diagnóstico temprano del cáncer cutáneo y ayuda a generar sistemas de cribado capaces de priorizar los casos en función de su gravedad. “La inteligencia artificial permite a los pacientes con cáncer de piel llegar antes a nuestras consultas”, señala el doctor Antonio Martorell, dermatólogo del Hospital Manises de Valencia.

Al mismo tiempo, las aplicaciones basadas en inteligencia artificial resultan interesantes para el diseño de modelos que generan algoritmos de predicción a partir de datos anonimizados procedentes de pacientes. Como ejemplo, existen algoritmos computacionales que permiten predecir la progresión metastásica del melanoma cutáneo basándose en los datos de expresión genética y microRNA del propio tumor. “La IA nos ofrece la posibilidad de determinar, en base a predicciones algorítmicas, qué pacientes pueden llegar a tener peor pronóstico. El Big Data y el análisis de esos datos nos van a permitir segmentar mejor a los pacientes y personalizar más los tratamientos”, asegura el doctor.

Fuera del ámbito de la onco-dermatología, existen otros interesantes trabajos de inteligencia artificial liderados por dermatólogos. Uno de ellos es el proyecto Skiana-care, que dirige el propio Martorell, y consiste en una aplicación diseñada para smartphone que permite evaluar la severidad de pacientes que sufren acné juvenil. El usuario se fotografía a sí mismo con el móvil, de modo que la aplicación es capaz de determinar el grado de extensión de las lesiones cutáneas y establecer la gravedad del mismo. Este modelo informático tiene como objetivos el educar a la población juvenil en la salud de la piel y a su vez identificar a los pacientes que pudieran necesitar a futuro atención dermatológica especializada a fin de prevenir la formación de cicatrices, en función del nivel de gravedad y perfil del acné detectado.

Pacientes con dolor

Otra de las aplicaciones de la inteligencia artificial es el abordaje del dolor. Por ejemplo, la plataforma dolor.com ha incorporado recientemente una herramienta de tele-rehabilitación denominada Trak. Esta aplicación de fisioterapia digital utiliza la cámara del móvil, tablet o portátil, para que su sistema de inteligencia artificial analice las posiciones y el rango de movimiento del paciente en tiempo real. De esta manera, la persona recibe correcciones mediante mensajes de voz y texto durante el ejercicio.

La herramienta ya ha sido testada en diversos centros de España como el Hospital Universitario de Torrejón (Madrid); el Hospital Universitario del Vinapoló (Elche); y el Hospital Ribera Povisa (Vigo), y en su desarrollo y diseño han participado fisioterapeutas y médicos especialistas. Se presenta como una “alternativa” frente a la “carencia de un método estándar de tratamientos de rehabilitación” y facilita que los pacientes, desde su domicilio, completen los ejercicios terapéuticos desde cualquier dispositivo.

“La realización de ejercicio físico resulta fundamental en cualquier proceso de rehabilitación, pero observamos cierta dificultad para que los pacientes cumplan con las rutinas y se adhieran al tratamiento”, insiste Jon Vital, CEO y cofundador de Trak.

Cáncer colorrectal

El cáncer colorrectal es el tercero más diagnosticado a nivel mundial, con cerca de dos millones de nuevos casos anuales. La detección precoz de este tumor es fundamental y la colonoscopia la prueba de cribado por excelencia, ya que gracias a los avances de la tecnología ofrece cada vez mejores prestaciones en detección y extirpación de pólipos.

La compañía Fujifilm ha incorporado recientemente en los equipo de las áreas de endoscopia el llamado Cad Eye, un software con una función para la caracterización de pólipos de colon que utiliza un sistema de Inteligencia Artificial (IA) basado en Deep learning, que va ‘aprendiendo’ de imágenes y vídeos de alta definición.

Gracias a este aprendizaje, ofrece resultados a los profesionales sanitarios para mejorar el diagnóstico de cada paciente, generando una predicción histológica sobre los pólipos sospechosos que aparecen en la imagen con la que se puede determinar si son hiperplásicos o neoplásicos. Esta tecnología detecta y caracteriza lesiones, por el momento sólo en el tracto digestivo inferior aunque, con el tiempo y ese ‘aprendizaje’ constante a través de actualizaciones podrá hacer lo mismo en la zona del estómago y del esófago.

Combinado con la cromoendoscopia LCI, el sistema Cad Eye mejora notablemente la detección en tiempo real de los pólipos de colon y los adenomas, hasta un 100% especialmente de las lesiones aserradas planas de muy difícil detección. De esta manera, cuando un pólipo sospechoso se detecta dentro de la imagen endoscópica, el equipo indica el área donde se encuentra, acompañándolo de una señal sonora y sin necesidad de realizar operaciones complicadas, como la magnificación y la captura de imagen, ya que se activa automáticamente.

“Se convierte así en un software muy útil que facilita la labor de los profesionales y que ayuda a desarrollar una tarea formativa en aquellos endoscopistas menos experimentados en el diagnóstico óptico de lesiones, ayudándoles así con el resultado diagnóstico. Además, tiene el potencial de reducir el coste de la histopatología reduciendo el número de biopsias innecesarias de las muestras recogidas durante las endoscopias”, asegura Pedro Mesquita, director general de Fujifilm para España y Portugal.

Cáncer de mama

La inteligencia artificial a través de nuevos sistemas con tecnología ‘deep learning’ ya es capaz de detectar lesiones sospechosas de cáncer de mama tanto en mamografía digital como en tomosíntesis, asignándoles una puntuación en función de la probabilidad de malignidad.

Como apoyo a los radiólogos en el cribado de cáncer de mama permitirá detectar mayor número de cánceres, que se diagnosticarían en estadíos más precoces, lo que supondría un mejor pronóstico para la paciente y la utilización de tratamientos menos agresivos, explicaba la doctora Esperanza Elías, radióloga especialista en Inteligencia Artificial aplicado al cribado de mama, en el último congreso de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM).

La inteligencia artificial también es capaz de clasificar las mamografías en función de la probabilidad de malignidad, permitiendo al radiólogo focalizar sus actuaciones en aquellas con mayor probabilidad de cáncer. “Aunque son necesarios más estudios prospectivos realizados en entornos reales clínicos, la inteligencia artificial a corto plazo tendrá un papel muy destacado en mamografía” apunta la doctora Elías. Los estudios demuestran que se podría disminuir la carga de trabajo en los programas de cribado hasta en un 70% sin disminuir la sensibilidad, lo que disminuiría la demora.

Salud bucodental

En el ámbito de la odontología y la salud dental destacan proyectos como el creado por DentalMonitoring, que ha desarrollado un software dental pionero para la monitorización remota. Esta herramienta funciona utilizando un smartphone y el hardware ScanBox Pro, para ayudar a los pacientes a tomar fotos intraorales de alta calidad.

“Los usuarios pueden enviar las imágenes escaneadas de su boca directamente a la plataforma de DentalMonitoring que puede localizar, calcular y evaluar 137 observaciones intraorales diferentes, supervisando desde el seguimiento de los alineadores hasta la desconexión de los brackets, la erupción de nuevos dientes e incluso crear simulaciones realistas. Este análisis es posible gracias a que contamos con una base de datos de imágenes muy completa, que nos permite detectar cualquier anomalía de forma precisa y diseñar un tratamiento de mayor calidad”, comenta Elvira Antolín, especialista Odontología, Ortodoncia y Ortopedia dentofacial.

El uso de este software es un complemento para los profesionales que se puede usar sea cual sea el aparato o la marca utilizada en el tratamiento. “Con esta herramienta podemos analizar cada imagen píxel a píxel, pudiendo personalizar al máximo el tratamiento de los pacientes y haciendo un seguimiento muy preciso. Esto da como resultado una mayor adherencia e incluso la anticipación a posibles problemas que se puedan desarrollar a lo largo del tratamiento, ya que el sistema alerta al profesional cuando detecta cualquier problema”, cuenta la odontóloga.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba