Salud

Cáncer de pene: los 5 principales factores de riesgo

Si a cualquier hombre se le pregunta por un cáncer vinculado a su órgano sexual, la inmensa mayoría, por no decir todos, mencionarán el cáncer de próstata. Sin embargo, hay uno que se refiere directamente al pene. Sí, el cáncer de pene existe.

Su desconocimiento se explica fácilmente. El cáncer de próstata supone el 21% de los tumores que se diagnostican en España, siendo el más frecuente entre los hombres. Este tumor afecta a 25.000 españoles al año, especialmente los mayores de 60 años. En cambio, el cáncer de pene aparece en un hombre de cada 100.000 al año.

Es una patología poco frecuente, pero no por ello es la más mortífera. El cáncer de pene es una enfermedad por la que se forman células malignas en los tejidos del pene y sus síntomas visibles incluyen úlceras (llagas), secreción y hemorragia, que se localizan en el glande, por debajo de éste o en el prepucio.

La reticencia a consultar al urólogo

Aunque puede aparecer en cualquier etapa de la vida, el cáncer de pene suele ser más frecuente entre hombres mayores de 60 años. Para diagnosticarlo se utilizan pruebas que examinan el pene. Y ese es uno de los problemas.

Si muchos tienen reticencia a consultar a un urólogo ante cualquier pequeña molestia, mayor es cuando se trata del propio pene, ese que para muchos guarda una extraña relación con su autoestima. La vergüenza lleva al paciente a evitar la cita médica y puede ocurrir que al final sea demasiado tarde porque el tumor haya avanzado demasiado.

Se desconoce la causa exacta del cáncer de pene. Existen diferentes subtipos, aunque el más común es el carcinoma escamoso, que comprende en torno al 50-60% de los casos de cáncer de pene, pudiendo ser más o menos agresivo.

Sí conocemos ciertos factores de riesgo de esta patología:

Infección por VPH

La Infección por el virus del papiloma humano (VPH) puede derivar en cáncer de pene, sobre todo los subtipos 16 y 18 que son los más oncogénicos.

Higiene del pene

Los hombres que no mantienen limpia el área por debajo del prepucio pueden acumular esmegma, una sustancia maloliente y blanca que se encuentra por debajo del prepucio.

Por ello, el Instituto Nacional del Cáncer de EE UU indica que la circuncisión puede ayudar a prevenir la infección por VPH. Se trata de la extracción de una parte o todo el prepucio del pene. «Los hombres que no se sometieron a una circuncisión al nacer quizás tengan más riesgo de cáncer de pene», sugiere la web de este organismo norteamericano

Fimosis

Se trata de cuando el prepucio del pene no se puede mover hacia atrás sobre el glande. Esta patología está precisamente vinculada a lo anteriormente dicho, a la higiene del pene.

Tabaquismo

Tampoco para la salud del pene es bueno el tabaco. Se ha visto que fumar triplica la probabilidad de cáncer de pene. En ese esmegma que por falta de higiene puede aparecer debajo del prepucio se han encontrado carcinógenos del tabaco.

Promiscuidad

Entre los factores de riesgo de esta patología está tener muchas parejas sexuales, lo que puede derivar en sexo sin control ni precauciones.

A estos cinco factores fundamentales, la Biblioteca Nacional de Medicina de EE UU suma los antecedentes de verrugas genitales y las poco frecuentes pero posibles lesiones del pene.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo los contenidos más interesantes para cuidar tu salud y sentirte bien. Hablamos de avances en medicina, consejos de expertos, tratamientos, nutrición y mucho más.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba