Alonso exprime el Alpine y cierra el primer día de pretemporada con buenas sensaciones y fiabilidad del A522

Volvió la Fórmula 1 con los primeros test de la temporada en el Circuito de Barcelona-Cataluña con todas las miradas puestas en los nuevos monoplazas que se estrenan este año en el que, por fin, llegó el ansiado cambio de normativa al Gran Circo. Leclerc con su Ferrari fue el dominador de la sesión, con la friolera de 80 vueltas rodadas, pero seguido muy de cerca por Norris y Russell.

Bastante menos rodó Fernando Alonso que dejó buenas sensaciones con su Alpine, sobre todo en cuanto a fiabilidad, en los 54 giros que dio el asturiano, con un mejor tiempo de 1:23.317. Un hecho destacable teniendo en cuenta los problemas que tuvo la escudería francesa al principio de la pasada temporada pero, sobre todo, habiéndose introducido una nueva reglamentación este año.

El A522 de Alonso lució esta vez su carrocería «habitual», con el azul como protagonista, y no la alternativa completamente rosa que su lucirán en las dos primeras carreras del año. Sin embargo, lo que si que llamó la atención fue la similitud de la idea de Alpine con el elemento, sin duda, más destacado de toda la sesión: el pontón del Red Bull.

Adrian Newey lo ha vuelto a hacer y ha revolucionado a los aficionados de la Fórmula 1 con su diseño completamente innovador que la escudería austriaca ha mostrado de manera oficial este miércoles. Después de que en su presentación mostrase una maqueta bastante simple de su RB18, ya se ha podido descubrir por qué tanto secretismo con su monoplaza.

La sorpresa llegó con sus agresivos pontones, sin carrocería por debajo, que han sorprendido hasta del propio Lewis Hamilton, que pese a que no rodó en la mañana de este miércoles, si quiso aprovechar para pasarse por el paddock… y echar un vistazo al box de Red Bull para verlo con sus propios ojos de «incógnito».

No obstante, los tiempos del campeón Verstappen no fueron nada especiales, terminando sexto con un mejor tiempo de 1:22:246. Sin embargo, si destacó por ser el piloto que más rodó sobre el circuito, con 80 vueltas, las mismas que Leclerc que empieza a ilusionar con su Ferrari.

Por la tarde, Fernando Alonso fue uno de los que más exprimieron el primer día de test, completando más de 120 vueltas con comodidad. 147 dio Max Verstappen, el que más tiempo estuvo en pista, con el Red Bull que asombra a todos.

El piloto asturiano estuvo probando diferentes funciones aerodinámicas del A522 y comprobó que tiene entre manos un monoplaza que puede darle muchas alegrías esta temporada, aunque se trata sólo de la primera toma de contacto real.

La anécdota del día fue que varias de las vueltas de Alonso fueron contabilizadas a Esteban Ocon por un error en el transponder mientras este permanecía en pit lane con el resto del equipo Alpine.

Por su parte, Carlos Sainz se puso a los mandos del Ferrari y fue el tercero más rápido de la tarde con 1:20.416. Lando Norris (McLaren) fue el más veloz en la jornada vespertina del primer día de la pretemporada en el circuito catalán.

Salir de la versión móvil