| Jueves, 19 de Noviembre de 2015

Las musas del cine clásico de Hollywood

Bette Davis, Katharine Hepburn, Audrey Hepburn, Ingrid Bergman y Greta Garbo son, y serán, las mejores actrices de la historia

Katharine Hepburn, Audrey Hepburn y Bette Davis, tres de las grandes divas del cine clásico
Katharine Hepburn, Audrey Hepburn y Bette Davis, tres de las grandes divas del cine clásico

Estefanía Magro

¿Qué tienen en común Bette Davis, Katharine Hepburn, Audrey Hepburn, Ingrid Bergman y Greta Garbo? Además de que poseen una belleza como nunca ha existido, son las cinco mejores actrices de la historia del cine clásico estadounidense, según el American Film Institute.

Mujeres que queremos rendirles un homenaje porque ellas son, y serán, las mejores del star-system.

Bette Davis

Davis es la mejor actriz dramática de todos los tiempos. Los papeles de malvada le iban como anillo al dedo. Tenía una gran predisposición para la interpretación de personajes antipáticos, que nos provocan un cúmulo de emociones. Por ello es la mejor actriz de todos los tiempos, según el American Film Institute.  

Sus inmensos ojos negros, su penetrante voz y su aspecto frío e insolente protagonizaron a Margo Channing, una famosa estrella de teatro que ha cumplido 40 años y descubre cómo una joven “admiradora” (Anne Baxter) quiere destronarla. Eva al desnudo, película de Joseph L. Mankiewicz, está llena de celos, envidias y amarguras. La cinta logró seis de los catorce Oscar a los que estuvo nominada.

	Davis interpretando a Margo Channing en 'Eva al desnudo' (1950), junto a Gary Merrill con quien estuvo casada desde 1950 a 1960 / Foto: Wikipedia
Davis interpretando a Margo Channing en 'Eva al desnudo' (1950), junto a Gary Merrill con quien estuvo casada desde 1950 a 1960 / Foto: Wikipedia

El primer objetivo profesional de Bette Davis (1908-1989) fue convertirse en bailarina, pero desechó la idea para dedicarse a la interpretación. Davis debutó en Broadway con gran éxito. Esto hizo que los estudios Universal se fijaran en ella, ofreciéndole un contrato en 1930. Debutó en el séptimo arte con la película Mala hermana (1931).

Cautivo del deseo (1934) le dio la oportunidad de protagonizar otros papeles memorables, como Peligrosa (1935) y Jezabel (1938) con los que logró el Oscar a mejor actriz.

Su carácter le hizo conseguir una retahíla de personajes, siempre distinguidos por la frialdad y el dramatismo. Sin embargo, a partir de la década de los 40 su interpretación se ve mermada. Pero con Eva al desnudo (1950) retorna la fama; Davis vuelve a ser la protagonista de la gran pantalla.

Bette Davis es y será un referente femenino en el cine. No es una mujer que brilla por su belleza, sino por su interpretación. Ella misma dijo: “Hollywood siempre me quiso para que fuese bella, pero yo luché por el realismo." Davis fue la primera mujer presidente de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas y la primera persona en alcanzar diez nominaciones a los Oscar por sus actuaciones. Además de ser la primera en recibir el premio a la Trayectoria American Film Institute.

Katherine Hepburn

Katharine Hepburn en 1940 / Foto: Wikipedia
Katharine Hepburn en 1940 / Foto: Wikipedia

Fue una diosa del cine en todos los registros, tanto en la comedia como en el drama. Durante más de seis décadas de carrera, Katharine Hepburn (1907-2003) supo combinar talento, belleza, perfeccionismo con independencia; ingredientes esenciales con los que se metió a Hollywood en el bolsillo. La actriz estadounidense ha sido la única en ganar cuatro premios Oscar, y una de las más nominadas con doce candidaturas.

Gloria del día (1933) fue la primera película con la que recibió un Oscar a mejor actriz. Pero a partir de esta llegaron algunos fracasos en taquilla como La fiera de mi niña o Sangre gitana. Las productoras bautizaron a Hepburn como “veneno para la taquilla”. Después pasó un tiempo en el teatro, en Broadway.

Pero volvió al cine triunfante. Historias de Filadelfia se adaptó para ser representada en el cine en 1940 y Hepburn fue la protagonista, junto con James Stewart y Cary Grant. Desde entonces, siempre logró quedar por encima de cualquier película o actor. Protagonizó exitosas películas como De repente el último verano, Adivina quién viene esta noche, Mujercitas, La costilla de Adán, El león de invierno, La reina de África, En el estanque dorado...

Audrey Hepburn

El rostro de Audrey Hepburn (1929-1993) supo seducir a la cámara como pocas mujeres lo habían hecho. La actriz belga con orígenes ingleses y holandeses encandiló al público con su intensa mirada, con sus pronunciadas y pobladas cejas y su eterna sonrisa.

Audrey estudió para ser bailarina, pero la Segunda Guerra Mundial causó estragos en su constitución. Nunca dejó de lado el baile, siempre lo siguió practicando y estudiando, pero se vio en la disyuntiva de tener que elegir una nueva profesión; ser actriz.

“Llegué a esta profesión por casualidad. Era una desconocida, insegura, inexperta y flacucha. Trabajé muy duro, eso lo reconozco, pero sigo sin entender cómo pasó todo.Todo lo conseguí trabajando arduo y enfrentándome a mis miedos.”, expresó la actriz.

Hepburn en 'Desayuno con diamantes', película de Blake Edwards
Hepburn en 'Desayuno con diamantes', película de Blake Edwards

Vacaciones en Roma, de William Wyler, fue el papel que la catapultó a la fama. Fue su primera interpretación como protagonista, y para Hollywood. Con la que logró el Oscar a la mejor actriz.

Pero el mito de Audrey llegó con Desayuno con diamantes. La interpretación de Holly Golightly la convirtió en un icono del cine americano. Ella definió su interpretación como “el jazz de mi carrera”. Cuando fue interrogada sobre su papel dijo: "Soy introvertida. Actuar para ser una chica extrovertida es la cosa más difícil que he hecho en mi vida".

Uno de sus principales encantos está en la manera en la que se desenvuelve. Su estilo no sólo se transmite en el vestuario de alta costura que acostumbraba a lucir (Hubert de Givenchy fue su gran diseñador, amigo y confidente) sino en su saber estar.

Hepburn dedicó los últimos años de su vida a causas humanitarias, de salud, sida o malnutrición en UNICEF. Por su dedicación y entrega, la sede de la Agencia de Naciones Unidas quiso rendirle homenaje con una estatua. Audrey falleció de cáncer de colon en 1993, a los 63 años de edad.

Ingrid Bergman

La actriz sueca Ingrid Bergman en 1940 / Foto: Wikipedia
La actriz sueca Ingrid Bergman en 1940 / Foto: Wikipedia

La sueca más famosa del mundo decidió introducirse en el mundo del cine para combatir su extrema timidez (“soy más yo misma cuando soy otra persona”, expresó). Es, quizá, una de las actrices más prolíficas del siglo XX. Ingrid Bergman (1915-1982) desarrolló su carrera en cinco idiomas y actuó en cine, teatro y televisión en nueve países.

La película de Michael Curtiz, Casablanca, que protagonizó junto a Humphrey Bogart, la convirtió en una estrella. Con ella consiguió su primera nominación en los Oscar. Pero su primera estatuilla la logró con La luz que agoniza. Es la primera actriz que ha logrado tres Oscar, récord que ha igualado Meryl Streep, y ha sido superado únicamente por Katharine Hepburn con cuatro premios de la Academia.

La película Roma, città aperta de Roberto Rossellini la enamoró tanto que decidió escribir una carta al director para hacérselo saber, además de mostrar su interés por trabajar con él. El cineasta, uno de los grandes neorrealistas italianos, fue a Estados Unidos para conocerla. A sus órdenes rodó Stromboli, tierra de Dios (1950), la primera de seis. Bergman comenzó un romance con Rossellini, y con el que tiene un hijo. Esto supuso un gran escándalo para la Iglesia en Estados Unidos, tanto que fue declarada como persona non grata, y tuvo que exiliarse a Italia. Hasta 1959 no volvió a Hollywood.

Tres directores marcaron la carrera de esta actriz tímida y de cara angelical. Gustaf Molander, quien la dirigió en siete películas y que además la proclamó como una gran promesa; Roberto Rossellini, además de dirigirla fue su marido; y con Alfred Hitchcock fue una de las primeras musas rubias, además de dirigirla en tres ocasiones, en Recuerda, Encadenados y Atormentada.

Greta Garbo

La actriz Greta Garbo
La actriz Greta Garbo

Es una de las pocas estrellas de cine mudo que mantuvo, e incluso incrementó, el estrellato tras la llegada del cine sonoro. Anna Christie es su primera película sonora, con la que logró la nominación al Oscar.

Greta Garbo (1905-1990) es una de las primeras star-system de Hollywood. Se retiró del cine muy pronto, con apenas 36 años, lo que contribuyó a aumentar la leyenda de La Garbo. Se la conoció con varios apodos como “La divina” o “La mujer que no se ríe”.

Mata Hari, La reina Cristina de Suecia y Anna Karenina afianzaron la leyenda de “La Garbo”. Se dice que cuando rodó Ninotchka estaba aterrada; tenía tanto miedo al fracaso que quiso abandonar en ese momento la profesión. Sin embargo, la cinta de Ernst Lubitsch logró cuatro nominaciones a los Oscar, incluida la de mejor actriz. Como curiosidad, en esta película se puede ver una carcajada de la actriz sueca, un hecho insólito que la prensa no quiso pasar desapercibido, y lo tituló como “La Garbo ríe”.

La vida de Garbo estuvo siempre rodeada de misterio. Cuando se retiró, pasó los últimos años de su vida recluida en su casa. A la actriz se le asocia la frase «Quiero estar sola», pero ella precisó: «Quise decir que me dejen en paz, lo que es diferente». Su estilo de vida fue ermitaño y huraño. Ella prefirió la soledad y el anonimato. A diferencia de otras estrellas se mantuvo alejada de Hollywood.

Estefanía Magro

Estefanía Magro

Enamorada de la música, el arte y el cine. Hitchcock, Billy Wilder, Charles Chaplin y Frank Capra son mis amantes secretos. Periodista en continuo aprendizaje.

Comentarios