| Jueves, 15 de Noviembre de 2012

En qué consiste el decreto contra los desahucios aprobado por el Gobierno

Paralizar los lanzamientos y constituir un fondo social de viviendas, las dos propuestas planteadas

Solo podrán optar a la moratoria de dos años los niveles de renta inferiores a 19.200 euros al año

Los partidos políticos podrán hacer aportaciones durante la tramitación parlamentaria del real decreto ley

Protesta contra los desahucios / GETTY
Protesta contra los desahucios / GETTY

M. P. L.

El Consejo de Ministros aprobaba este jueves un plan urgente para aplacar la alarma generada alrededor de los desalojos. Una solución perentoria para el amparo de los afectados más vulnerables. Estos son los aspectos clave.

¿Qué decisiones contiene el decreto del Gobierno?

El Consejo de Ministros ha adoptado dos decisiones en el real decreto ley. Por una parte, la paralización de los lanzamientos (la última fase del proceso de ejecución hipotecaria y que consiste en el desalojo de la vivienda) durante dos años y para determinados colectivos. Y segundo, la constitución de un fondo social de viviendas.

Este plan no significa cambio alguno en la actual Ley Hipotecaria. Únicamente establece una moratoria para los casos más extremos.

¿Quiénes podrán ser beneficiarios de la paralización de un lanzamiento?

El real decreto ley establece una amplia relación de requisitos para optar a este auxilio.

- No superar un nivel de rentas de tres veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Públicos), que en 2012 es de 532 euros al mes. Es decir, las familias cuyos ingresos no excedan los 1.597 euros al mes (19.200 euros al año).

- Es necesario, además, que haya habido una alteración significativa de las condiciones económicas sobre el crédito: si la carga hipotecaria se ha multiplicado al menos un 1,5% durante los últimos cuatro años o si la cuota hipotecaria rebasa el 50% de los ingresos netos.

- Que sea la única vivienda en propiedad.

- Además deben concurrir alguna de estas circunstancias: ser familias con algún menor de tres años, numerosas o constituir una unidad familiar monoparental con dos hijos; estar en paro y haber agotado la prestación por desempleo; tener a cargo a personas con una discapacidad superior al 33% o dependientes sin posibilidad de trabajar; ser víctimas de violencia de género.

¿Tendrá efecto retroactivo?

No. Los afectados por un desahucio que ya hayan perdido la vivienda no podrán recuperarla pese a cumplir las exigencias establecidas. Eso sí, pueden optar a un alquiler bajo dentro del fondo social de viviendas.

¿Qué es el fondo social de viviendas?

Es “un parque de viviendas destinadas al alquiler, con una renta baja y razonable” para quienes hayan sido desalojados. Así lo ha definido la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Por ahora, no han transcendido los pormenores, por lo que queda pendiente saber cuándo estará disponible, cuántos pisos tendrá, a cuánto ascenderán los alquileres, quienes serán lo beneficiarios…

¿Contempla el decreto la dación en pago?

No, de manera generalizada. Las asociaciones de afectados venían reclamando que con la entrega de la vivienda quedara saldada la deuda hipotecaria. Con todo, el Gobierno no ha regulado este aspecto. Algunos bancos sí están aplicando la dación en pago, bajo el amparo del código de buenas prácticas de la banca.

¿Habrá más propuestas para ayudar a los afectados?

El decreto estará sometido a tramitación parlamentaria, en la que los grupos políticos podrán realizar aportaciones. Así lo ha asegurado el Gobierno, que pretende asimismo que en este proceso puedan ser abordados otros aspectos como las subastas y los intereses de demora (que hacen aumentar la deuda si hay impago), los mecanismos para dotar de independencia a las tasadoras o los límites a la compra de vivienda habitual para evitar el sobreendeudamiento.

Con todo, la prioridad será el establecimiento de nuevos umbrales en la aplicación del código de buenas prácticas de la banca. Lo que permitirá ampliar el número de afectados que pueden acceder a una reestructuración de la deuda, una quita o la dación en pago.

El objetivo es que la ley que resulte de este real decreto ley recoja modificaciones en todos estos apartados.

M. Ponce de León

M. Ponce de León

Comentado en redes sociales

Comentarios -

Deja un comentario