| Lunes, 8 de Julio de 2013

La fidelidad de voto del PP se derrumba ante las elecciones al Parlamento Europeo

Socialistas y populares perderían más de una cuarta parte de los votos que obtuvieron en 2009.

IU sería la gran beneficiada de la caída de los dos grandes partidos, muy por encima de UPyD.

Gráfico sobre la estimación de voto para las Elecciones Europeas
Gráfico sobre la estimación de voto para las Elecciones Europeas

Eduardo San Martin

Si los españoles eligieran hoy a sus representantes en el Parlamento europeo -lo harán dentro de un año- castigarían de forma implacable a los dos grandes partidos que se han sucedido hasta ahora en el gobierno de España. Cada uno de ellos perdería once puntos porcentuales de votantes, es decir más de una cuarta parte de los que obtuvieron en 2009 y un número equivalente de escaños. Pero la pérdida del PP es más relevante porque va acompañada de una reducción espectacular de su fidelidad de voto, un apartado en el que ahora es superado claramente por el PSOE.

Un sondeo exclusivo del Instituto DYM para ZoomNews confirma algunas de las grandes tendencias de la evolución del voto en España desde las últimas elecciones generales, pero alumbra otras que podrían ser determinantes en el resultado de las próximas elecciones generales.

Entre las primeras, destaca la ya mencionada del progresivo, y al parecer irreversible, castigo de los electores al PSOE y PP casi por igual. Aunque en la intención directa de voto [véase cuadro más abajo], los socialistas (11,4%) aventajan al partido del gobierno en dos puntos, en estimación de voto [véase gráfico], es decir, la proyección que realizan los analistas sobre ese primer dato a la luz de otras variables (entre ellas, por ejemplo, el recuerdo de voto), el PP mantiene respecto del PSOE una ventaja similar a la de hace cuatro años (31,6 sobre 27,9). La pérdida de ambos es, sin embargo, contundente.

Cuadro sobre la intención de voto / Fuente: DYM Market Research
Cuadro sobre la intención de voto / Fuente: DYM Market Research

Intención de voto directa

La intención de voto directa (los que ya tiene decidido su voto) suele ser siempre muy baja cuando los comicios de referencia se encuentran aun muy distantes en el tiempo. Pero en este caso, es especialmente reducida: entre los que votarían en blanco, los que declaran desde ya su abstención, los indecisos y los que no contestan (abstencionistas potenciales) suman casi dos tercios de los encuestados.

El segundo dato relevante introduce una novedad muy significativa sobre las tendencias apuntadas en otros sondeos: las pérdidas de los grandes partidos no se reparte más o menos igual entre las fuerza emergentes; Izquierda Unida resulta especialmente favorecida (quintuplica sus votos y escaños, 18,1 % y 10, respectivamente), muy por encima del partido de Rosa Díez, UPyD, que apenas sube dos puntos y medio y gana dos escaños.

Por lo demás, la alianza de los nacionalistas moderados (CiU y PNV) apenas modifica su voto, y la de los nacionalistas radicales (ERC y BNG, entre otros) gana algo más. Nada indica, sin embargo, que estas alianzas se vayan a mantener. Tal como se están desarrollando los acontecimientos en Cataluña, no sería de extrañar una única lista soberanista, a la que podrían  sumarse otras fuerzas del resto de España de similar orientación.

Ficha técnica de la encuesta:

Ámbito: Nacional

Universo: Población española de 18 y más años.

Método de recogida de la información: Entrevistas telefónicas asistidas por ordenador (CATI) mediante la administración de un cuestionario estructurado. La selección del entrevistado ha sido aleatoria a partir de llamadas a teléfonos móviles.

Tamaño y distribución de la muestra: 1.051 entrevistas seleccionadas aleatoriamente. Se han aplicado cuotas de sexo y edad.

Error de muestreo: partiendo de los criterios del muestreo aleatorio simple y para un nivel de confianza del 95.5% (dos sigmas) y en la hipótesis más desfavorable (p=q=50), el margen de error para los datos en el total de la muestra es del ±3,1%.

Equipo de trabajo de campo: Equipo de entrevistadores de Instituto DYM

Proceso de datos: Departamento de Proceso de Datos de Instituto DYM

Fechas de trabajo de campo: 12-25 de junio 2013.

Finalmente, el dato quizá más revelador de este sondeo del Instituto DYM, atañe a la fidelidad de voto, hasta ahora uno de los grandes activos del PP. Cuando el partido de Rajoy se encontraba en la oposición, ese dato superaba en ciertos momentos el 80%, lo que le aseguraba un suelo electoral inmune a escándalos y sobresaltos. Pues bien, en este sondeo esa fidelidad de sus votantes baja del 40% [véase cuadro], situándose en solo un 38,7% de los antiguos votantes populares que tienen el voto decidido, y es superada en casi 17 puntos por la de los votantes del PSOE (55,1% de voto decidido) , la desafección de cuyos votantes fue la causa principal de sus desastres electorales de los últimos tiempos.

Habitualmente, las elecciones europeas son utilizadas por los electorados nacionales para castigar a sus gobernantes, en el entendido (erróneo) de que es algo que sale gratis. Las del año que viene son temidas especialmente por las instituciones europeas en la medida en la que la pérdida de prestigio de UE entre los ciudadanos de todos los estados de la Unión puede propiciar resultados extravagantes y peligrosos. En el caso de España pueden, sin embargo, confirmar tendencias electorales que adquieren cada día mayor consistencia.

Eduardo San Martin

Eduardo San Martin

En la orilla, después de chapotear en la corriente durante décadas. Y desde este observatorio, contra los periodismos de trinchera y por una España tolerante.

Comentarios