| Sábado, 9 de Mayo de 2015

Historia y evolución del 'Selfie Stick', ¿un nuevo paso en la era del hombre 'narcisista'?

Ni los principales líderes políticos del planeta se han resistido a él y, aunque muchos lugares emblemáticos ya están prohibiendo las autofotos, el 'selfie stick' hace furor en todo el mundo. Aunque no es un invento nuevo. Por muy modernos que nos creamos, hace 90 años ya se usaba.

El 'selfie' se está convirtiendo en una epidemia / GETTY
El 'selfie' se está convirtiendo en una epidemia / GETTY

marta álvarez

¿Qué pensarían los abuelos al coincidir con nosotros en una ruta por cualquier sierra de la península y vernos sacar un palo metálico a modo de gadgetobrazo para hacernos una foto junto a un burro? Que hemos visto demasiados capítulos de El Inspector Gagdet y el doctor Garra nos ha robado alguna que otra neurona, como mínimo.

Quien no se sube a la ola (sea tecnológica o no), termina arrastrado por ella; y el palo de autofoto fue incluido en el puesto 18 entre los 25 mejores inventos de la revista Time en 2014. En esta lista encontramos por delante del famoso bastón, un filtro para el ébola, un traductor de lenguaje de signos o un coche eléctrico eficiente. Inventos que a la vista de todos parecen más relevantes que salir bien encuadrados en una foto. Sin embargo, el semanario estadounidense consideró menos provechosas las envolturas de alimentos que se comen, o una aplicación para que el aire acondicionado de nuestra casa funcione de forma inteligente.

Historia

¿La primera foto con 'selfie stick'?
¿La primera foto con 'selfie stick'?

Sin embargo, no creamos que por usar este gadget somos abanderados en innovación. Hoy se sabe que el primer autorretrato tomado con palo fue en 1925. El matrimonio británico Arnold y Helen, después de su boda, decidieron captar sus rostros de incredulidad ante, suponemos la funcionalidad de su mecanismo casero. Lástima que no pudieran subir la foto a Instagram, porque dicha instantánea cayó en el olvido hasta que su nieto, el periodista Alan Cleaver, ante la tendencia selfie-maníaca decidió publicarla recientemente. 

En 1983 encontramos otros antecedentes en el espejo convexo de la cámara Minolta Disc-7 o en el Self portrait camera stick ideado por un extrabajador de la empresa Minolta, artilugio que terminó siendo incluido en el libro 101 Inventos Inútiles. ¿Y quién se llevó la patente al bolsillo? El canadiense Wayne Fromm en 2005. Un viaje a Florencia con su hija y el aumento de los niveles de vanidad de la sociedad, hicieron el resto.

¿Cómo hacernos un autorretrato sin dejar la cámara a un desconocido y poder decidir el encuadre? Quick Pod es la solución; o las mil y una copias que circulan por todo el mundo. El éxito no fue inmediato, pero la paciencia, a buen seguro, ha dado sus frutos al inventor canadiense. Incluso figuras públicas como los presidentes Barack Obama o Cristina Kirchner han hecho uso del selfie stick.

Modelos

El instrumento que ya se ha convertido en un imprescindible de nuestros viajes, tiene diferentes versiones:

  • Bluetooth integrado: tras emparejar el teléfono móvil con el dispositivo, este incluye un obturador inalámbrico por Bluetooth que está integrado en el propio palo a través de un botón. Incorpora una batería recargable por USB.
  • Bluetooth con control remoto: se activa por control remoto a través de un pequeño mando a distancia. Los expertos aconsejan esta opción ya que se evita el posible y más que probable desenfoque de la instantánea al apretar el botón que está en el mismo trípode
  • Conexión por salida de audio: se conecta el móvil al bastón por el jack de audio y se pulsa un botón integrado.
  • Versión sencilla: hay que hacer uso del disparador automático de tu smartphone o cámara compacta y de mucha paciencia.

Para gustos y bolsillos, los modelos de selfie stick que van desde los 7 hasta más de 50 euros, si nos decantamos por la gama más alta de GoPro.

Tendencia

Obama haciéndose un 'selfie'.
Obama haciéndose un 'selfie'.

Nos guste o no, el palo para hacer selfies ha llegado para quedarse. La web Atractiontix ha publicado los lugares del mundo en los que más autorretratos se han hecho, analizando las publicaciones de Instagram. En los datos más recientes encontramos un destino español, la Sagrada Familia de Barcelona.

  1. Torre Eiffel, París
  2. Disney World, Florida
  3. Burj Khalifa, Dubai
  4. Big Ben, Londres
  5. Empire State Building, Nueva York
  6. Sagrada Familia, Barcelona
  7. Disneyland París
  8. Coliseo, Roma
  9. Top of the Rock, Nueva York
  10. London Bridge

Pero ¡ojo!, aunque en las calles está permitido su uso (por el momento), cada vez son más los lugares emblemáticos en los que se está prohibiendo. El mes pasado fue la dirección de Wimbledon, el torneo de tenis perteneciente al Grand Slam, quien vetó el paso con el artilugio en cuestión.

El Museo Thyssen en España también se ha sumado a la decisión del MoMA y el Guggenheim de Nueva York, la National Gallery de Londres, la Ciudad Prohibida de Pekín o los estadios del Tottenham y el Arsenal, entre otros. Todos apelan a la seguridad de los visitantes y piezas valiosas.

Sea como fuere, los aficionados al también apodado como palo narcisista encontrarán otros lugares donde tomar su ansiado autorretrato, porque ya lo decía el niño del anuncio al desenvolver su regalo…. “¡¡¡¡¡Un palo!!!!”. Un palo nos da la vida.

Comentarios