| Martes, 12 de Enero de 2016

Los escritores españoles más destacados en novela negra

Tenemos a grandes maestros del género, como Manuel Vázquez Montalbán y Francisco González Ledesma, pero en la actualidad muchos han seguido su estela literaria

El enigmático detective privado, Pepe Carvalho, tuvo su adaptación televisiva.
El enigmático detective privado, Pepe Carvalho, tuvo su adaptación televisiva.

Patricia Valentín

Detectives, asesinatos, espionaje, víctimas, crimen, sexo, violencia, drogas, tortura… son algunos de los elementos que no deben de faltar para una buena novela negra. En muchos casos, el género policíaco va unido al negro e incorporando temas actuales como los delitos informáticos, la violencia de género o el racismo.

Si incluyéramos a todos, sería una larga lista de autores que no acabaría nunca. En este reportaje vamos a repasar por un lado los célebres nombres de escritores aclamados por la crítica y el público; y por otro los que se postulan como jóvenes talentos dentro del género.

Que no falten los clásicos

Una de las muchas novelas de Vázquez Montalbán.
Una de las muchas novelas de Vázquez Montalbán.

No es un personaje, es prácticamente todo un género literario. José Carvalho Larios, más conocido como Pepe Carvalho, es hijo de inmigrantes gallegos, que pasando por Cuba y Madrid terminó viviendo en la ciudad condal. Es el personaje que creó Manuel Vázquez Montalbán (Barcelona, 1939 - Bangkok, 2003) con la novela Yo maté a Kennedy en 1972, que se alargaría hasta bien entrado en siglo XXI.

Sus novelas engancharon a miles de seguidores, este detective privado vivía en un despacho de treinta metros cuadrados en las Ramblas, investigando todo tipo de delitos, desde infidelidades conyugales a asesinatos o desapariciones. Entre sus aficiones (raras) está quemar los libros que más aprecia; además es un viajero empedernido, muchas de sus historias discurrirán por Ámsterdam, Las Vegas, Buenos Aires, Madrid… pero sin olvidar nunca su querida Barcelona.

Fue los ojos de Montalbán para poder hurgar en la España de los bajos fondos. Tuvo adaptación en el cine y en televisión.

Este mismo año nos ha abandonado otro gran periodista y escritor, Francisco González Ledesma (Barcelona, 1927 – 2015). Fue uno de los principales impulsores de la novela negra en nuestro país. Por cierto, al igual que Montalbán, adoraba Barcelona como epicentro de sus historias de corte social.

El inspector Méndez llegó a contarnos un sinfín de investigaciones en curso, gracias a ello consiguió galardones tan reconocidos como el Premio Planeta en 1984 por Crónica sentimental en rojo; el Premio Dashiell Hammett en 2003 por Cinco mujeres y media; o curiosamente el Premio Pepe Carvalho en reconocimiento a toda su trayectoria literaria.

No olvidamos a otro maestro en este tipo de novela, el barcelonés Andreu Martín. Su palmarés es infinito. Aunque se autodefina autor de novela policíaca, defiende que el género negro integra ambas.

Las nuevas generaciones del noir

'La tristeza del samurái' ganó el Premio a la Mejor novela negra europea.
'La tristeza del samurái' ganó el Premio a la Mejor novela negra europea.

Seguimos con la estela de autores barceloneses, Víctor del Árbol (Barcelona, 1968). Seminarista, mosso d’esquadra, historiador y ahora un escritor que se está haciendo un nombre dentro de la novela negra patria. Su primera obra, El peso de los muertos, ganó el Premio Tiflos de Novela en 2006. La novela, La tristeza del samurái, se tradujo a una decena de idiomas, cosechando un mayor éxito en Francia donde recibió Le Prix du Polar Européen (Premio a la mejor novela negra europea) que otorga la prestigiosa publicación francesa Le Point en el festival de Novela Negra de Lyon.  

Su última novela Un millón de gotas ha obtenido el III Premio Pata Negra ciudad de Salamanca 2015. Y sigue cosechando galardones.

Gente tratando de sobrevivir como buenamente puede con lo que le ha tocado en la vida. Así podríamos definir la historia que Carlos Zanón (Barcelona, 1966) ofrece en Yo fui Johnnie Thunders. Una obra oscura, carnal, cruda y desalmada. La vida de un perdedor, un cantante a punto de saborear la gloria que cae en las drogas y la desesperación, regresando al barrio del que había salido hace años.

'Don de lenguas' es una obra hecha a cuatro manos.
'Don de lenguas' es una obra hecha a cuatro manos.

Hablemos de féminas porque también hay grandes escritoras que han publicado.

Don de lenguas es una obra hecha a cuatro manos, las de la española Rosa Ribas (El Prat de Llobregat, 1963) y la alemana Sabine Hofmann. Tenemos en escena a una periodista, una filóloga muy inteligente, un asesinato y un detective algo amargado.

La muerte de una dama de la alta burguesía será con lo que tendrá que lidiar la policía, eso sí, contado de forma absorbente y divertida. Un ambiente hostil poblado de funcionarios y políticos corruptos, porteras entrometidas, policías violentos, prostitutas y ladrones de buen corazón. Su protagonista, Beatriz Noguer, es una Sherlock Holmes de la filología, es un auténtico regalo para el lector. Destacar que ya en solitario, Rosa Ribas escribió La detective miope.

La periodista y escritora Cristina Fallarás (Zaragoza, 1968) es otra autora que destacamos dentro de este género. Con su novela Las niñas perdidas consiguió el Premio L’H Confidencial de Novela Negra 2011, el Premio del Director de la Semana Negra de Gijón 2012 y Premio Dashiell Hammett de novela negra 2012, convirtiéndose con este último en la primera mujer en recibirlo en toda la historia del galardón.

Talentos en alza

'La playa de los ahogados' de Domingo Villar.
'La playa de los ahogados' de Domingo Villar.

Continuamos hablando de talentos, Claudio Cerdán (Yecla, 1981) es uno de los autores jóvenes españoles más prometedores de la literatura negra. Con su primera novela, El país de los ciegos, ganó en 2012 el Premio Novelpol a la Mejor Novela Negra del año. Solo fue un comienzo. A esta obra le seguirían otras multipremiadas como Cien años de perdón, Un mundo peor y La revolución secreta

Otro agradable descubrimiento es el de Alexis Ravelo (Gran Canaria, 1971) que dio su salto a la península con La última tumba (Premio Getafe Negro 2013) y sobre todo con La estrategia del pequinés. Su escritura remite a los clásicos norteamericanos: duro y sin concesiones pero con un componente ético muy personal.

Para terminar no nos olvidamos de célebres escritores que seguro encontraremos como ‘los más vendidos’ en todas las librerías de nuestro país y de los cuales se está hablando en cualquier círculo literario. Ellos son el vigués Domingo Villar (La playa de los ahogados); el burgalés Leandro Pérez (Las Cuatro Torres); el madrileño Lorenzo Silva (El sultán desnudo); la donostiarra Dolores Redondo (la Trilogía del Baztán); y la albaceteña Alicia Giménez Bartlett (Crímenes que no olvidaré) que es premio de la última edición 2015 del Premio Pepe Carvalho gracias a la gran contribución que ha hecho al género con la creación de la comisaria de policía, Petra Delicado.

Patricia Valentín

Patricia Valentín

Comentarios