| Viernes, 22 de Enero de 2016

Los libros que nunca faltaron en tu biblioteca infantil

¿Aún tenemos algún libro que marcó nuestra infancia en casa? Hacemos un repaso a las historias que más nos gustaron mientras crecíamos.

La colección Barco de Vapor, las historias de Gloria Fuertes o los libros de 'Pesadillas', entre otros.

Una de las playas más famosas de '¿Dónde está Wally?'.
Una de las playas más famosas de '¿Dónde está Wally?'.

Patricia Valentín

Ese olor inconfundible a historias encantadas, a búsquedas de tesoros, a personajes aventureros. Esas portadas de colores que indicaban que dentro había una buena trama que seguir durante las próximas noches antes de dormirnos.

Hablamos de los libros que marcaron nuestra infancia, algunos editados años antes, pero que en la década de los ochenta y noventa no faltaron en las estanterías de nuestras casas. ¿Aún os quedan algunos ejemplares de estos libros?.

La moda anterior a 'Crepúsculo' y 'Harry Potter'

1. El pirata garrapata de Juan Muñoz Martín

El Pirata garrapata.
El Pirata garrapata.

‘Garrapata era un hombre feroz y barrigudo que tenía una pata de palo y un garfio de acero en vez de mano. Era el terror de Londres. Tenía la nariz gorda y colorada como una berenjena, pero en el fondo, no era una mala persona, ni él ni sus compinches…’ ¿A quién no le suena este comienzo de libro? ¿Sí, verdad? Este pirata cómico creado en 1982 por Muñoz Martín no es tan malo como la imagen que tenemos de los piratas de los cuentos. Con mucho sentido del humor y rimas, este personaje viajó desde África a Chichén Itzá pasando antes por Japón, la India, Roma, subió a la Luna o estuvo en el Museo del Prado.

Fue un éxito para la editorial SM con su serie Barco de Vapor que extendió su saga hasta el año 2009 con dieciséis volúmenes.

No podemos saltar a otro libro sin hablar de otro personaje muy querido del mismo autor, como fue Fray Perico y su borrico (1980). Situaciones disparatadas vivirán este fraile rechonchón y su fiel compañero Calcetín en un convento de Salamanca donde la paz reinaba hasta que ellos llegaron llenos de alegría y buen humor. Un clásico.

2. 'La poeta de los niños' era cariñosamente reconocida en el mundo literario. ¿Quién no ha cogido el sueño escuchando la voz de nuestros padres relatándonos alguna de las 365 Glorierías infantiles de Gloria Fuertes? Ella era mágica y única escribiendo para los niños, durante décadas nos regaló multitud de títulos que nos acompañarían a lo largo de nuestro crecimiento.

La revolución de Wally o el poder elegir el final de la historia

'¿Dónde está Wally?' de Martin Handford.
'¿Dónde está Wally?' de Martin Handford.

3. ¿Y Wally? ¿Dónde está Wally? ¿Lo vemos ya? Las historias de este personaje con jersey a rayas blancas y rojas recorrió medio mundo y siempre, siempre, siempre rodeado de multitud de gente. Ahí estaba la gracia que revolucionó el mundo de la literatura en la década de los noventa, un libro que todo niño tenía y compartía búsquedas con otros compañeros de clase entre los descansos. Y es que no era un libro de lectura, era un juego que creó Martin Handford.Un juego sencillo con una fórmula de éxito – más de 40 millones de libros vendidos-, siete entregas, una serie de televisión y un proyecto de película.

4. Una colección que tuvimos entre nuestras manos fueron los Videocuentos infantiles que Planeta Agostini publicó en estos años: La reina de las nieves, Unicornio, La oca de oro o clásicos como Pinocho o Blancanieves.

Uno de los libros de 'Elige tu propia aventura'.
Uno de los libros de 'Elige tu propia aventura'.

5. Una de las cosas más interesantes cuando lees es crear tu propio relato, se consiguió gracias a Elige tu propia aventura de R. A. Montgomery y otros autores. Se proponía una trama de aventuras donde el lector tenía que tomar decisiones que cambiaban la historia constantemente. Sería como un librojuego donde encontrábamos muchas historias y donde si no lo hacías bien podías resultar muerto. Un éxito total con más de 250 millones de ejemplares en todo el mundo.

El miedo también les gusta a los niños

6. Parece que por ser niños las historias de miedo deben de evitarse para no tener Pesadillas  pero resultó que les encantaba pasar esos momentos de angustia y nervios. Este filón lo explotó R.L. Stine -conocido como el Stephen King de los niños- con sus más de 62 novelas de Pesadillas: La venganza de Halloween, La casa de la muerte o La sonrisa de la muerte son algunos de sus títulos más terroríficos que comenzaron a copar nuestras estanterías a partir de 1992.

Historias de terror cortas y directas, protagonizadas siempre por niños y que solo leían los más valientes.

La historia de la amistad de Susi y Paul.
La historia de la amistad de Susi y Paul.

7. La dulce protagonista de la que vamos a hablar a continuación se instaló en la colección del Barco de Vapor para quedarse durante muchos años. Querida Susi, querido Paul de la austríaca Christine Nöstlinger. Susi y Paul son muy buenos amigos pero él debe de dejar la ciudad y también a su gran amiga. A partir de entonces su comunicación sería a través de las cartas.

Un relato que nos conmovió viendo cómo los personajes iban resolviendo sus problemas de adaptación y la importancia de la amistad. Sin duda, el modo diario que eligió su autora hizo que fuera una historia popular entre el público. Y habría una continuación con Querida abuela: tu Susi; Diario secreto de Susi; diario secreto de Paul y La auténtica Susi.

8. Ya han pasado diez años tras la fulgurante aparición de El ojo mágico, el libro que revolucionó nuestra percepción visual y nos permitió descubrir experiencias ópticas totalmente nuevas. Era cuestión de persistir hasta encontrar la imagen oculta que hizo que se vendieran más de 20 millones de ejemplares. ¿Satisfacción o frustración? ¿Llegamos a encontrar las imágenes escondidas?

Uno de los libros de la colección El Duende Verde (Anaya).
Uno de los libros de la colección El Duende Verde (Anaya).

9. La editorial El Duende Verde (Anaya) nos deleitó con multitud de historias divertidísimas con título como Memoria de una gallina, El Guardián de la Luna o Amelia, la trapecista, pero hay mucho más.

10. Charlie y la fábrica de Chocolate fue uno de los grandes éxitos de Roald Dahl, una historia que muestra cómo una decisión puede transformar toda una vida, es lo que le sucede al protagonista de esta historia. ¿Quién no recuerda al señor Wonka y su magnífica fábrica? ¿Hubierais hecho lo mismo que Charlie al conseguir uno de esos billetes de oro en sus chocolatinas?

Estos son algunos de los títulos que marcaron una etapa pero no podíamos terminar sin hablar de otras grandes obras como La historia interminable de Michael Ende, Las historias de Guillermo Brown de Richmal Crompton, El pequeño Nicolás del francés René Goscinny, Matilda de Roald Dahl, Los cinco de Enid Blyton o la entrañable Celia de Elena Fortún. Seguro que muchas se quedan en el olvido pero no por elloson menos importantes, ¿cuál es el libro que marcó tu infancia?.

Patricia Valentín

Patricia Valentín

Comentarios