| Miércoles, 3 de Abril de 2013

Rajoy y Rubalcaba se apuntan a comparecer por plasma en días sucesivos

El PSOE emite en una pantalla en su sede un trozo del discurso de su líder para los periodistas

Rajoy vuelve a recurrir a la misma fórmula dos meses después

Esta técnica lleva años siendo empleada

Rajoy no comparece en España desde el 28 de diciembre y su cúpula lleva cinco semanas muda

Rajoy a través del plasma / EFE
Rajoy a través del plasma / EFE

David Junquera

El plasma está de moda. Dos meses después de su comparecencia virtual ante los medios Mariano Rajoy recurrirá hoy a la pantalla para dar la cara. El pasado 2 de febrero, en pleno estallido del caso Bárcenas el presidente del Gobierno y a la sazón líder del Partido Popular reunió a los suyos en el Comité Nacional y permitió que una parte señalada de su discurso se ofreciera en abierto a los medios, que podían recoger la señal en la sala de prensa de Génova. La imagen de los periodistas atendiendo las explicaciones del líder del Ejecutivo en una pantalla y de las cámaras grabando dicho monitor indignó a muchos ciudadanos y provocó un torrente de reacciones y mofas en las redes sociales.

A pesar de que la asociación entre Rajoy y el plasma caló hondo, acrecentando el descrédito del presidente y cosechando críticas negativas por todo el mundo, el Partido Popular repetirá este miércoles la fórmula. Una técnica ya empleada hasta la saciedad por PSOE y PP en el pasado y que el mismo Alfredo Pérez Rubalcaba no tuvo reparos en utilizar ayer.

Fueron los propios periodistas que habitualmente cubren la información generada por Ferraz los que denunciaron en sus perfiles de twitter que Rubalcaba se subía a la ola del plasma.  

El secretario general de los socialistas, que en las últimas semanas ha esquivado a los periodistas en el Congreso se reunía con jóvenes en un encuentro cerrado. Parte de su intervención se emitió por las pantallas de la sala de prensa de la sede socialista. Su decisión, que podría haberle supuesto todo un aluvión de críticas, quedó sin embargo minimizada por las noticias que llegaban desde Génova 13. El PP recurriría de nuevo al plasma para ofrecer un discurso de Rajoy. Una práctica que en honor a la verdad se lleva empleando desde hace años (al igual que las ruedas de prensa sin preguntas), como reconocía alguno de los redactores que escriben habitualmente sobre la información generada por los populares.

Lo verdaderamente preocupante es que Rajoy no se enfrenta a los periodistas en territorio español desde que les citara el pasado 28 de diciembre en Moncloa para hacer balance del primer año de la legislatura. El presidente ha esquivado desde entonces las preguntas de los reporteros, tanto en el Congreso como en el Senado. El líder del PP sólo se ha sometido a los interrogantes de los redactores cuando se ha visto obligado por el guión como en su comparecencia conjunta con Angela Merkel.

En esa ocasión si accedió a responder a las preguntas, que despejó como pudo en presencia de una Merkel, que le echó un capote, centrando su alocución en el paro juvenil y evitando hablar de Bárcenas o del asunto de los sobresueldos. El presidente aseguró que todo los que se contaba en los medios era falso "salvo alguna cosa". Días después Mariano Rajoy volvió a encontrarse con los periodistas tras una reunión del Eurogrupo. En esta ocasión no accedió a responder a cuestiones que tuvieran que ver con Bárcenas y se retiró excusandose porque estaba cansado.

El mutismo en el PP ha ido aumentando a medida que se enredaba el caso de los presuntos sobresueldos. María Dolores de Cospedal lleva cinco semanas sin dar su clásica rueda de prensa de los lunes en Génova. El partido la excusa, asegurando que si se ha enfrentado a los medios en Castilla La-Mancha. La secretaria general dejó de comparecer justo después de su vaga explicación sobre los despidos de Sepúlveda y el propio Bárcenas. La última vez que un dirigente nacional del partido respondió a preguntas fue el 25 de febrero, lo que ha hecho que los periodistas que habitualmente cubren las informaciones generadas por la formación hayan dejado patente su enfado.

La próxima aparición de Rajoy llegará este jueves, tras reunirse con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. Lo más probable es que su comparecencia ante la prensa se limite al formato habitual de las visitas internacionales, por lo que podrían quedar desterradas las preguntas que no tengan que ver con el contenido del encuentro entre ambos líderes.

David Junquera

David Junquera

Once años después de debutar en la redacción de La Opinión de Zamora me mantego en activo tras pasar por RNE, Punto Radio, Cuatro o Diario AS.

Comentarios