| Lunes, 5 de Mayo de 2014

La dislexia en adultos, ¿cómo tratarla?

Muchos adultos nunca han sido diagnosticados como disléxicos

Existen técnicas especializadas en aprendizaje para los afectados

Los trastornos emocionales están asociados a la dislexia

Hombre leyendo en una librería / Getty
Hombre leyendo en una librería / Getty

María Font Oliver/ Dontknow

¿Cómo detectar la dislexia en adultos?

La pregunta tiene respuesta. La dislexia es reconocible en una serie de síntomas fácilmente detectables y que suelen resultar muy incómodos en la vida cotidiana de los disléxicos. El hecho de tener que leer o anotar una dirección puede convertirse en un reto para los afectados. Sin embargo, en contra de lo que pudiera pensarse, los disléxicos tienen un coeficiente intelectual normal o incluso superior a la media. Este trastorno, con distinta incidencia en cada persona, tiene varios factores comunes y reconocibles en cada una de ellas. Saber que se es disléxico no es complicado, estos son sus síntomas.

  • Dificultad de: organización, gestión del tiempo, reconocimiento de direcciones, seguir instrucciones, retener información facilitada y repetirla, lateralidad –reconocer la izquierda y la derecha-, escritura sin faltas de ortografía y concentración.

  • Problemas con: la memorización de fechas o nombres, la memoria a corto plazo, la motricidad –aunque puede darse el efecto contrario y tener especial agilidad motriz-, la lectura –poco fluida o rápida pero sin comprensión-, la escritura que puede ser ilegible, momentos de memoria de quedarse “en blanco”, cálculo mental y matemáticas.     

Consejos y tratamiento

Es posible que muchos adultos con dislexia no hayan recibido tratamiento en su infancia. Otros pueden haber sufrido alguna clase de lesión cerebral que haya provocado la dislexia. Pero de un modo u otro deben tratarla y hacerlo puede ser costoso en muchos aspectos, sin dejar de constituir un esfuerzo necesario para atenuar sus síntomas. Hay varias estrategias de tratamiento.

Fonética. Aunque resulte arduo, si el grado de dislexia en el adulto es alto conviene empezar aprendiendo de nuevo a reconocer sonidos y letras. De este modo se incide directamente en la fonética del disléxico. Para ello se utilizan técnicas multisensoriales que prometen mejorar las habilidades de lectura y deletreo. 

Información visual y auditiva. Los disléxicos tienen problemas para relacionar información recibida visual o auditivamente. De nuevo, las técnicas multisensoriales, que incluyan ejercicios de tacto y movimiento, son muy recomendables. Con ellas, el afectado de dislexia podrá conectar y recordar información con menor dificultad.

Aprendizaje. Existen varias formas de aprovechar mejor la información y aprender con más efectividad.

  • Leer parando de vez en cuando para asegurarse de comprender y realizar un resumen de los datos recibidos al finalizar cada párrafo.
  • Sustituir algunas palabras complicadas para un disléxico, como izquierda o derecha, por otras, como este u oeste.
  • Codificar mediante colores las frases más importantes del texto.
  • Utilizar la música para reforzar la memoria de números o conjunto de palabras que cuesten recordar.
  • Visualizar mentalmente las palabras antes de decirlas o repetirlas.
  • Realizar un mapa informativo esquemático que ayude a desglosar la información.

Ayuda tecnológica. Gracias a las nuevas tecnologías, con sistemas como el GPS, el software de texto a voz o los correctores ortográficos, la dislexia tiene las de perder. Es un buen consejo para el disléxico, valerse de estos valiosos instrumentos para enfrentarse a las dificultades.

A través de Katamotz se puede acceder a un software especial para disléxicos que quieran mejorar la lectura.

Trastornos emocionales

Toda ayuda es positiva y puede evitar trastornos emocionales, en ocasiones peores que la propia dislexia. La dislexia en adultos, como en los niños, puede hacer que estos sufran síntomas emocionales fruto de la desesperación a la que pueden llegar debido a sus dificultades. Puede darse el caso de sufrir emocionalmente ante la incomprensión del entorno o la falta de diagnosis tras toda una vida siendo disléxico.

Ansiedad, depresión, angustia, tristeza, rabia, baja autoestima o irritabilidad son algunas de las señales de que algo no va bien. Incluso hay casos graves de amenaza de suicidio, por lo que la visita al psicólogo especializado en dislexia es fundamental y de vital importancia para coger las riendas del problema a tiempo.  

Lo bueno

No todo son dificultades. Los disléxicos cuentan con una serie de características afines que suelen destacar en su personalidad en varios aspectos de la misma. Suelen ser personas con gran creatividad e imaginación, al tiempo que gozan de una gran capacidad intuitiva y, al pensar usando imágenes, resolutivos ante cualquier problema con rapidez. Estas dotes les hacen sentir curiosidad por todo y ser muy observadores en su entorno. Son personas interesantes y atractivas.

Para los disléxicos que quieran acudir a alguna asociación o entidad para informarse o pedir ayuda, en la Federación Española de Dislexia facilitan toda clase de información sobre la dislexia. Y para realizar test específicos on line, así como formularios de autodiagnosis de dislexia Sumdis ofrece estas opciones además de guías para la dislexia en adultos.

Dontknow

Dontknow

Es la red social que te ayuda a tomar las decisiones importantes de tu vida. Porque tomar decisiones importantes es una de las cosas más difíciles y a la vez más trascendentales en la vida de las personas. La peor decisión suele ser no decidir.

http://www.dontknow.net

Comentarios