| Sábado, 2 de Noviembre de 2013

Las bodas de las tribus africanas: ritos y costumbres

Repasamos las tradiciones milenarias en torno al rito del matrimonio en el continente africano

Las ofrendas, los bailes y la vestimenta de los novios son parte esencial en este tipo de enlaces

Damas de honor en una boda en Kampala, Uganda. / GETTY
Damas de honor en una boda en Kampala, Uganda. / GETTY

Fernando Fernández

El matrimonio en África es entendido más como una unión de clanes diferentes que como una unión de dos personas. Sigue existiendo en el continente la tradición de entregar por parte de la familia del novio una dote a la familia de la novia. Esta dote se acuerda previamente al matrimonio y puede estar compuesta por animales, bienes o dinero.

Llama la atención la costumbre que tienen ciertas tribus dónde las madres enseñan a sus hijas un lenguaje especial para comunicarse entre casadas que no podrán entender sus futuros maridos. Por fin sé porque muchas veces no entendemos a nuestras mujeres; sin duda están utilizando un lenguaje secreto enseñado por las suegras.

En la tribu Karo, que habita en la zona del río Omo, en Etiopía, las mujeres que van a casarse tatúan su abdomen porque consideran que les hará más atractivas. Esta tribu es una de las más visitadas y fotografiadas por los turistas. Como muchas otras tribus de la zona, sus miembros se pintan la cara y el cuerpo con caliza mezclada con roca amarilla para sus ceremonias.

En las tribus bantúes las mujeres se casan a una edad muy temprana. Muchas veces incluso antes de nacer ya están comprometidas por sus padres. El hombre bantú debe demostrar antes de casarse que está preparado para poder formar una familia. Es habitual que construya una vivienda o realice otras labores en los terrenos de sus futuros suegros. La novia asiste a su boda vestida con ropa regalada por el novio. Las familias de cada uno de los contrayentes celebran el enlace por separado, aunque en sitios cercanos. No se juntan. Para los bantúes el matrimonio es obligado ya que es un homenaje y signo de respeto hacia sus antepasados así como garantiza la supervivencia de la tribu gracias a los hijos que nacerán fruto de la nueva unión.

El término bantú se refiere a más de 400 etnias diferentes que existen en el continente africano, desde Camerún al sur de África. La lengua bantú con más número de hablantes es el suajili.

En Sudán, antes del enlace se hace una ofrenda por parte del novio a los padres de la novia. La ofrenda es, habitualmente, de animales, casi siempre borregos. En algunas tribus para que el novio dé por finalizada la entrega de la dote deben nacer dos hijos del matrimonio, y si no fuera así podrá reclamar lo que había entregado a los padres de la novia. En España, sin embargo, lo de “Santa Rita, Rita, lo que se da no se quita”, funciona a las mil maravillas.

De Egipto, dicen que fue uno de los primeros pueblos en aprobar normas legales para regular el matrimonio. La familia de la novia la propone al novio. El día de la boda, al igual que en nuestra cultura, suena una marcha nupcial llamada  Zaffa, que está formada por música tradicional y bailes.

El anillo nupcial se suele colocar en el dedo anular de la mano izquierda. Existe la convicción de que el amor que se tienen los novios correrá a través de las venas para llegar directamente al corazón. Esta explicación del lugar de la mano donde se sitúa el anillo es muy similar a la occidental y tiene sus orígenes en las costumbres de la antigua Roma. La nueva pareja firmará un contrato de matrimonio con las disposiciones y acuerdos que hayan llegado las dos familias.

Como en la mayor parte del resto del mundo, en África las ceremonias de matrimonio están rodeadas de bailes, comida y música. La celebración suele durar varios días.

Durante parte de la celebración, en algunas tribus la novia muestra ante todos los invitados su tristeza como signo de respeto hacia sus padres, a los que deja para vivir con su marido. El novio sufre, asimismo, el desprecio de la familia de la novia pues es el responsable de la separación de su hija. Sin comentarios…

Los bosquimanos dicen que son el pueblo vivo más antiguo del planeta. Su población se asienta principalmente en Botsuana o Botswana, Namibia, Sudáfrica y Angola. Las madres de las futuras novias son las encargadas en negociar el matrimonio y elegir al novio. Son pioneros en las relaciones pre-matrimoniales: los prometidos viven durante un tiempo apartados para trasladarse definitivamente a vivir con la familia del novio. En la celebración del enlace lo más importante es la danza siendo muy especiales la del fuego y del antílope.

Los Zulúes están instalados en distintos territorios como Sudáfrica, Zimbabue o Zimbabwe, Zambia y Mozambique. Practican, como en muchas otras tribus africanas, la poligamia y los hombres cuánto más hijos tienen más importantes son. La celebración de la boda consta de numerosos rituales siendo protagonistas el baile y canto. Las mujeres llevan vestimentas sueltas de gran colorido adornadas con plumas y numerosas cuentas. La novia agradece a la familia del novio los regalos y que le hayan aceptado como nuevo miembro. Como si fueran estrellas de cine, a lo largo de la ceremonia, cambian varias veces de vestuario. Cuanto más complejo es el vestuario de la novia más es el deseo y respeto que muestra por su futuro esposo.

Fernando Fernández

Fernando Fernández

Uno de los más importantes expertos en protocolo y comunicación. Ha sido Director de Protocolo de varios ministros, vicepresidentes primeros del Gobierno y Asesor de protocolo en el gabinete de Presidencia del Gobierno.

Comentado en redes sociales

Comentarios -

Deja un comentario